28 de March de 2010 00:00

River Plate cedió puntos en su estadio al empatar con Imbabura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Guayaquil

River Plate Ecuador cedió ayer sus primeros puntos en el estadio La Fortaleza. El equipo guayaquileño empató 1-1 con el Imbabura.

Los locales tomaron la iniciativa desde el inicio del partido. Rotaron la pelota y sus volantes de primera línea ejercieron una marca aplicada en el medio campo.

La estrategia que planteó el técnico argentino César Vigevani fue clara: dispuso a sus jugadores que tengan el mayor tiempo posible el balón y que realicen cambios de frente constantes.

Con ello, el estratega pretendía mover al equipo rival y así encontrar los espacios para llegar al área contraria con peligro.

El Imbabura se encerró en su cancha desde el primer minuto. El técnico Wilson Armas planteó una línea de cuatro volantes, dos de marca y dos de enganche, para opacar a los jugadores más hábiles de River: Armando Solís y Bryan Rodríguez.

El equipo visitante se animó a cruzar la mitad de la cancha recién a los 10 minutos de haber empezado el compromiso.

Pero a estos dos jugadores y al resto de volantes y delanteros les faltó movilidad. Eso hizo que su juego se torne predecible y caigan fácilmente en la marca rival.

Desde la banca, Vigevani pidió a sus jugadores que se muevan más y que intenten que sus llegadas al arco rival tengan sorpresa.

Solís obedeció el pedido de su entrenador y se convirtió, después del minuto 20 de la primera etapa, en el conductor de River. Tres minutos después de aquello, marcó el primer gol del partido luego de realizar una pared con Rodríguez.

El gol despertó a los imbabureños. Empezaron a tener más tiempo la pelota en su poder y centraron sus ataques por la banda izquierda.

Por ese lado, el juvenil de River Plate, Marlon Serrano, no fue un aporte efectivo ni en la labor de marca ni en el ataque.

Armas reaccionó inmediatamente y dispuso el ingreso del delantero Julián Mina por el volante juvenil Roberto Padilla.

Eso dio mayor poder ofensivo al Imbabura, que empató a los 41minutos de la primera etapa.

River terminó el partido volcado al ataque, mientras que el Imbabura se cerró en su cancha y defendió el empate.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)