31 de October de 2013 00:04

Los rivales de Red Bull piensan en cómo destronarlo el 2014

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El tiempo lo es todo en la Fórmula 1. Por ello, el cuarto título del alemán Sebastian Vettel y de la escudería Red Bull no supone la inactividad para el resto de las escuderías, centradas ya todas en el próximo desafío: encontrar una manera para frenar al alemán.

Ya sea Ferrari con su próximo dúo de campeones, Fernando Alonso y Kimi Raikkonen, o Mercedes con el excampeón Lewis Hamilton más el potente Nico Rosberg, o cualquier otro equipo, hay algo que les une a todos: no se pueden permitir perder ni un solo segundo en desarrollar el auto para el 2014.

"El tiempo que dediquemos a la preparación para el próximo año será importante si queremos ser el equipo que ponga fin al dominio de Red Bull", dijo el jefe de la escudería, Stefano Domenicali, antes del Gran Premio de Abu Dhabi que se disputará el fin de semana.

Los monoplazas del 2014 cambiarán sustancialmente, por lo que Ferrari y Mercedes esperan tener cierta ventaja al ser ellos mismos los fabricantes del chasís y del motor. Red Bull, en cambio, seguirá con propulsores Renault, lo que les facilitó no tener ningún problema en los últimos cuatro años de dominio energético.

¿Por qué iba a cambiar el panorama ahora? "2014 es una hoja de papel en blanco", dijo el jefe de Red Bull, Christian Horner. En el equipo energético, sin embargo, están tranquilos de cara a la próxima temporada por contar en sus filas con Adrian Newey, su gurú, el considerado mejor ingeniero de la Fórmula 1 actualmente.

"Siempre que hubo grandes cambios en las reglas, Adrian fue el mejor. Eso debe ser un buen presagio", dijo el jefe de deportes del imperio de bebidas, Helmut Marko. Además, Newey, que antes de Red Bull ya diseño bólidos campeones para las escuderías Williams y McLaren, disfruta con los cambios en las normativas.

"Te permiten estar con nada más que una hoja en blanco e intentar buscar la mejor solución a ese cambio", dijo una vez el ingeniero de 54 años.

El alemán ganó casi un tercio de los 117 grandes premios que disputó, en los que partió 43 veces desde la 'pole position' y en los que quebró numerosos récords de precocidad. Sin errores, sin florituras e incluso abucheado en un par de ocasiones: así fue una nueva temporada de dominio vetteliano'.

4 títulos consecutivos ha logrado la escudería, lo que genera envidia en los otros equipos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)