7 de febrero de 2017 00:00

Reventón de tauromaquia en aniversario de la Plaza México

Soberbia chicuelina de manos bajas de  Julián López ‘El Juli’, destacó junto con otras grande figuras en La México.

Soberbia chicuelina de manos bajas de Julián López ‘El Juli’, destacó junto con otras grande figuras en La México. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Fiesta Brava
y Agencias (I)

Dos corridas para la historia se celebraron en el embudo de Insurgentes, la Plaza de Toros Monumental México en las corridas del 71 aniversario.

Una faena memorable del maestro español Enrique Ponce acompañó la despedida de un veterano y reconocido torero mexicano, Eulalio López, El Zotoluco que escuchó las Golondrinas como homenaje a su sobria faena de despedida.

Al día siguiente otro acontecimiento constituyó la puerta grande de José Morante de la Puebla y El Juli, una página brillante de tauromaquia y torería.

La primera corrida la resume así la agencia EFE: Tarde muy completa en la que brilló la torería y la maestría del valenciano Enrique Ponce, que paseó dos orejas, y el emotivo adiós a los ruedos del mexicano Eulalio López ‘Zotoluco’, que cortó una oreja, en la corrida perteneciente a la décima tercera fecha de la temporada 2016-2017 en la Monumental Plaza México.

Con gran entrada, unas 30 000 personas, se lidiaron seis toros de Fernando de la Mora, bien presentados y muy definidos. El segundo, estupendo, fue premiado con arrastre lento. También, salió bueno el tercero, el cuarto que tuvo mucha clase.

La misma agencia recoge así la corrida: La corrida de aniversario, el 71 del historial de la Monumental Plaza México, ha sido testigo de una actuación soberbia del madrileño Julián López ‘El Juli’, que ha trazado o ha inventado, dos faenas que han sido un portento de recursos, maestría y de una capacidad que no parece tener fin.

En la primera, por pinchar, se le fueron los apéndices y en la segunda, en la que cortó dos orejas, aunque bien pudo ser de rabo, pese a un pinchazo, salió a hombros junto con su paisano Morante de la Puebla, que obtuvo dos orejas protestadas, pero concedidas por el juez, mientras que el mexicano Luis David Adame, un bisoño que confirmó el doctorado con toda dignidad, mostró cualidades de que puede llegar lejos.

Destacada por el mucho entusiasmo y una superior entrada, entorno a 35 000 aficionados, se lidiaron siete toros, seis de ellos de Teófilo Gómez. El primero resultó muy bueno, el cuarto estuvo magnífico, el quinto, noble, fue premiado con una vuelta al ruedo,

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)