28 de April de 2013 01:10

Repetto, el experto en procesos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Pablo Repetto es un futbolista frustrado. Su carrera se truncó a los 26 años, cuando aún podía ofrecer más. Una fractura de tibia y peroné lo obligó a un retiro anticipado.

Hoy tiene 39 años, pero su pasión por el fútbol sigue intacta. Sonríe y mantiene ese recuerdo solo como una anécdota para contarla con optimismo, porque su vida aún gira en torno al balón.

Esa experiencia le permite entender a los futbolistas que ahora dirige en el Independiente del Valle. Bajo su mando, el club de Sangolquí mejoró su desempeño la temporada pasada y se apuntó por primera vez a la Copa Sudamericana que se disputará este año.

Repetto encajó en el proyecto del cuadro negriazul como anillo al dedo, porque "sabe combinar juventud con experiencia en sus nóminas", refirió Santiago Morales, gerente del club.

Este directivo fue quien lo contactó, con la venia del presidente Michel Deller. Repetto no se maneja con representantes. Para él las mejores referencias son su trabajo y sus logros. En esos detalles se fijó Morales, quien observó la hoja de vida en la página web del estratega, www.pablorepetto.com. Las negociaciones duraron un mes.

Fénix siempre fue su casa. Allí se desempeñaba como volante y lateral derecho, hasta cuando en una jugada sufrió esa fractura de tibia y peroné que lo dejó fuera de las canchas un año. Tuvo dos cirugías.

Hasta la lesión él era titular, aunque admite que no fue un futbolista brillante. La paralización le costó caro. No tener ritmo de juego sumado al hecho de que no era un virtuoso con el balón le hicieron perder espacio en el plantel titular. Por ello se retiró en el 2002.

Entonces surgió la posibilidad de convertirse en DT de la Sub 17 de ese mismo conjunto. A la par de su trabajo, se profesionalizó en un año y medio como entrenador.

Tuvo una carrera ascendente, pues en la temporada 2006-2007 asumió el cargo principal de Fénix y ahí empezó a combinar la experiencia con juventud. Lideró un equipo con un promedio de edad de 22 años. En ese plantel pulió a Mario Rizzoto, volante que se destaca hoy en el club sangolquileño.

Ascendió a Primera Categoría y en el año del estreno fue octavo, como una de las sorpresas por ser uno de los considerados 'chicos'. Empezó a llamar la atención de otros equipos con la misma estructura del Independiente. Pasó por el Blooming boliviano, en el 2009, en donde aprendió a trabajar en la altitud. Tras cinco meses volvió a Uruguay para brillar con Cerro. Con este conjunto logró el primer triunfo internacional sobre Emelec en la Libertadores 2010.

Uno de los puntos altos en su carrera fue la consecución del título con el Defensor, en el torneo Apertura 2010. Disputó la Libertadores y Sudamericana 2012. Ese crecimiento profesional fue el que motivó al Independiente a poner sus ojos sobre él, porque en todos hizo esa mixtura entre edades.

"Es un entrenador amigo del jugador. Es parte del grupo, porque se somete a las normas de conducta del plantel (multas por atraso, por la vestimenta, etc)", refiere 'Júnior', el jefe de utilería del equipo.

En 13 años acumuló experiencia y méritos. Su anhelo es trascender en la Sudamericana 2013 y ser finalista del torneo nacional.

Hoja de Vida

Datos personales. Nació en Montevideo, Uruguay, el 14 de marzo de 1974.

Trayectoria. Fénix, Cerro, Blooming y ahora Ind. del Valle.

Título: Apertura uruguayo 2010.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)