30 de December de 2012 00:03

La renuncia de Del Potro generó un drama

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El drama de la esquiva Copa Davis no tiene fin para Argentina: Juan Martín del Potro renunció al equipo para todo 2013 y, sin su mejor tenista, el sueño “albiceleste” se convirtió en más que una utopía.

La conquista de la Ensaladera es la gran asignatura pendiente del deporte argentino, que varias veces contó con destacados tenistas, pero nunca pudo ganarla. Cayó en las finales en 1981, 2006, 2008 y 2011. Básicamente, en todos los tropiezos hubo un denominador común: conflictos internos El episodio más resonante fue la derrota como local en Mar del Plata ante una España sin Rafael Nadal, cuando David Nalbandián se enfrentó con un ascendente Del Potro y este renunció a jugar su segundo punto individual.

Los problemas estuvieron en los años de Guillermo Vilas, Guillermo Coria y Nalbandián, entre otros tantos, y ahora vuelven a aparecer con Del Potro, que mantiene una relación distante con el capitán del equipo, Martín Jaite.

La renuncia del mejor tenista argentino fue un capítulo más en un 2012 plagado de polémicas y diferencias entre el número siete del mundo y el equipo argentino. Sin Del Potro ‘se aleja’ el sueño argentino de ganar la Copa Davis por primera vez en la historia e incluso, para la prensa local, hasta “corre peligro” la permanencia en el Grupo Mundial.

“Lo primero será mantenerse en el Grupo Mundial, esa élite a la que la Argentina se subió hace 11 años, y cuya permanencia, sin la abundancia de recursos de otros tiempos, empieza a correr peligro”, indicó La Nación, que lanzó la misma pregunta: “¿Alguna vez reinará la concordia en los equipos argentinos de la Copa Davis”.

En septiembre pasado Del Potro batió a Radek Stepanek en el primer punto de las semifinales de la Davis ante República Checa. Después no jugó el cuarto punto por un dolor en su muñeca, el mismo que había puesto en duda su participación. Argentina perdió la serie como local y parte del público lo silbó aquella tarde en el Parque Roca de Buenos Aires.

“Entiendo que a alguien tenían que silbar por el dolor de haber perdido en la semifinal”, dijo Del Potro esa ocasión.

El tenista de 24 años tiene como meta en 2013 meterse bien arriba entre los mejores tenistas del mundo, un selecto club del que no se siente muy lejos luego de derrotar dos veces a Roger Federer sobre el final de la temporada.

Incluso conversó con el propio Federer sobre la Davis cuando estuvo hace pocos días en una gira en Buenos Aires. “Lo hablé cuando estuvo acá. Con Federer coincido: no puedo conformar a todos”.

El suizo lo sabe por experiencia propia, ya que a lo largo de su carrera ha tenido una participación intermitente en el torneo por equipos. Al parecer, el afán de ambos es concentrarse en la complicada temporada que se viene en singles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)