13 de May de 2013 00:02

Rendirse no es una opción para Deportivo Quito

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Deportivo Quito es un equipo de contradicciones. Cuando la crisis económica parece ser más difícil, el plantel de jugadores aún sigue enfocado en la pelea por acceder a los primeros lugares del Campeonato.

Así ocurrió el sábado, en una fría noche en la capital. El equipo chulla remontó un 2-0 y se llevó un crucial empate (2-2) ante la Católica, con una destacada actuación del delantero Walter Calderón. 'Mamita', con una chilena, empató el cotejo cuando faltaban tres minutos para que culminara el encuentro. Antes, Federico Nieto marcó el descuento de penal.

El DT Rubén Darío Insúa, durante la conferencia de prensa, evitó ahondar más en el tema económico. Sus expresiones giraron en torno al partido las proyecciones que realiza para luchar por el liderato del torneo.

"Mis jugadores se entregaron, lucharon para virar el marcador adverso. Esa actitud es la que nos ayuda a mantener esa ilusión por terminar primeros", indicó el entrenador argentino. Aunque, resaltó que él, su cuerpo técnico y sus jugadores esperan que la directiva cancele sus salarios.

[[OBJECT]]

Sin embargo, en el cuadro chulla no todo es felicidad. Para el próximo compromiso frente al Macará no contará con Nieto, goleador con 13 tantos, y quien salió expulsado en el cotejo ante la 'Chatoleí'.

Mientras se enfoca en el frente futbolístico, el plantel también espera cobrar parte de los tres meses de sueldo que le adeuda la directiva. El sábado, Santiago Ribadeneira, exdirectivo del club, contó que le impidieron acceder al camerino antes del inicio del partido para dar aliento a los jugadores. Él aseguró que tiene una buena relación con los actuales dirigentes.

Semanas atrás, Ribadeneira afirmó que el conjunto azulgrana estaba cerca de la quiebra por problemas financieros.

En la Católica hubo una sensación de decepción. Por segunda ocasión y ante el mismo rival, el conjunto 'camaratta' perdió la posibilidad de llevarse una victoria cuando tenía un 2-0 favorable.

El cuadro, dirigido por el argentino Jorge Célico se adelantó en el marcador con los tantos conseguidos por Danny Luna y el uruguayo Diego Benítez. Pero, tal como ocurrió el miércoles pasado ante Barcelona, el elenco volvió a mostrar sus falencias defensivas y sus dificultades para controlar el balón en el medio campo durante la segunda parte del encuentro.

El DT expresó su malestar por el arbitraje de Omar Ponce al final del encuentro. "Como somos la Católica nos pitan penales y nos expulsan jugadores", dijo con evidente molestia. Esa expresión dejó un espacio de incertidumbres en el manejo de las diferentes comisiones de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

El 'Trencito Azul' recuperó su ánimo tras la goleada que sufrió ante Barcelona (6-2), la semana pasada. Tuvo la iniciativa, aprovechó el talento y la velocidad de sus talentos, hasta cuando perdió a Jesi Godoy, por expulsión. Allí, la Católica careció de jerarquía para contener a su rival.

En la próxima jornada, el conjunto universitario visitará al Independiente del Valle, en el estadio de Rumiñahui, de Sangolquí.

Las formaciones
Así jugó el Quito:  Carini; Checa, Guagua, Romero; Valencia, Vega, Flores, Colón, Cheme; Calderón y Nieto.

La Católica puso a: Galíndez; Mendoza, Espinosa, Alcívar; Godoy, Carabalí, E. Patta, Martínez; Benítéz, Luna, Laurito.

El árbitro fue Omar Ponce, quien sacó siete tarjetas en el cotejo, dos de ellas rojas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)