11 de febrero de 2017 00:00

Ramos fue más sólido y pasó a la semifinal del ATP 250 Ecuador Open

Alberto Ramos, que es 30º en el escalafón mundial de la ATP, devuelve la pelota a su rival, en el juego de ayer.

Alberto Ramos, que es 30º en el escalafón mundial de la ATP, devuelve la pelota a su rival, en el juego de ayer. Foto: Armando Prado/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Martha Cordova
Redactora (D)

El mayor trajinar por las canchas pesó. Albert Ramos-Viñolas derrotó a Roberto Carballes-Baena por 7-5, 4-6 y 6-2 y jugará hoy, 11 de febrero del 2017, las semifinales del ATP 250 Ecuador Open.

Ramos Viñolas, que se ubica en el puesto 30º de la clasificación mundial, tuvo en Carballes-Baena un rival de respeto. Con 23 años y 144º en la ATP, fue muy audaz. En los relatos de radio se diría que ‘respondón’.

Atrevido para jugar de igual a igual durante varios tramos del partidos. Algunas veces, como en el sexto ‘game’ del primer set, puso en aprietos a su rival porque respondía de revés con mucha fuerza, movía a su rival de un lado al otro de la cancha y dejaba la bola lejos de su alcance.

Carballes-Baena defendió con argumentos técnicos su saque, pero en el ‘game’ 12 realizó dos malas devoluciones que le constaron el set. Ramos ganó el primer set porque corrigió, aprovechó circunstancias y sumó puntos cuando su rival dudaba.
Los dos prefirieron jugar en el fondo de la cancha, y hubo interesantes acciones.

En el primer set hubo tres jugadas próximas a la net. En la primera, Ramos-Viñolas tardó en reaccionar; en la segunda, aguantó el intercambio de la bola y en la tercera ganó.
En el segundo set, Carballes-Baena quebró el servicio a su rival en el tercer ‘game’. ­

Luego, pudo manejar con acierto la presión de seguir sumando puntos para forzar un tercer set. En el último set, una desconcentración le costó el partido: en el sexto ‘game’ cometió tres doble faltas seguidas, que le costaron el punto. Esos errores consecutivos tuvieron otra repercusión: cometió errores no forzados que facilitaron el camino a la victoria de su rival.

“Ha sido un partido duro, Roberto Carballes está en un momento ascendente. Parecía que estaba mejor que yo en algunos pasajes del partido; en el primer set, él tuvo algunas pelotas para quebrar mi servicio, no lo hizo. Yo aproveché la única ocasión que tuve”, dijo el catalán, de 29 años.

Expresó que “no fue un partido soñado, al contrario, mi primer servicio fue muy bajo en eficiencia: el 52%. Tal vez lo que hago es perdonar los errores y seguir adelante”.

Ayer, quería terminar lo antes posible sus declaraciones en la zona de prensa pues su prioridad por el momento era recuperarse. “Jugar en la altura por tres horas, desgasta”. Añadió que cuando juega en Quito sostiene: “puedo ganar y perder con cualquiera porque un partido se puede perder en una o dos jugadas”.

Ramos-Viñolas es catalán y, como los cánones mandan en esa tierra, hincha del Barcelona y admirador de Lionel Messi. Tiene 29 años, empezó en esta actividad deportiva cuando cumplió 5.
Su rival en semifinales será el italiano Paolo Lorenzi, quien venció al Rajeev Ram, de Estados Unidos por 6-3 y 6-4.

El año pasado también llegó a las semifinales del ATP Ecuador Open, donde perdió con el brasileño Thomaz Bellucci.
Después ganó el título del ATP 250 de Suecia, y llegó a la final en India, los cuartos de final en Estambul (Turquía) y en el Rolad Garros (Francia) donde venció a Milos Raonic.

Carballes-Baena jugó el torneo clasificatorio del Abierto de Australia antes de llegar a Quito. Ganó un partido y perdió otro. En Quito, en cambio, jugó el cuadro de clasificación, logró ingresar al cuadro principal donde ganó al brasileño Dutra Silva y al ecuatoriano Giovanni Lapentti.

“Es uno de los jugadores que este año ascenderá rápidamente en el ‘ranking”, dijo Ramos de Carballes-Baena, quien en agosto del 2016 llegó al puesto 26º.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)