10 de diciembre de 2014 16:23

Diez años después, Nadal regresará como ídolo a Buenos Aires

El tenista Rafael Nadal durante el torneo de Wimbledon. Foto: AFP

Rafael Nadal, tenista español. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Diez años atrás, muchos argentinos miraban con sospecha a Rafael Nadal, que se despidió prematuramente de Buenos Aires en una infernal noche de mosquitos y deliciosos reveses con slice de Gastón Gaudio.

Una década después, todo es diferente: Nadal volverá a jugar oficialmente en la capital argentina convertido ya definitivamente en ídolo de buena parte de los aficionados locales y en un hombre al que los organizadores le estarán por siempre agradecidos.

"Pocos jugadores hacen eso", explicó hoy 10 de diciembre Miguel Nido, director ejecutivo del Argentina Open, que se jugará del 23 de febrero al 1 de marzo del año próximo. Cuando Nido dice "eso", se refiere a varias actitudes de Nadal. La más importante, llamarlos personalmente para explicarles por qué no podía jugar este año, explicarles que no lo haría en 2015 y comprometerse para 2016.

Número tres del ranking mundial, Nadal dijo en marzo de este año a los organizadores que no jugaría en Buenos Aires en 2015 porque inmediatamente después debía disputar la serie por la primera ronda de la Copa Davis. Sin embargo, la derrota de España ante Brasil en septiembre por la reclasificación para el Grupo Mundial cambió las cosas, porque los españoles recién jugarán en julio y por la Zona Euroafricana.

"Le tenemos que dar las gracias a Brasil", graficó Nido, que destacó la actitud de Nadal al renunciar a disputar el torneo en febrero de este año debido a una lesión. "Muchos tenistas no tienen un compromiso, pero cuando Rafa se bajó del torneo nos llamó". Aquella llamada se produjo tres días antes de que comenzara al torneo. La ausencia de Nadal era un enorme problema para los organizadores, que habían ampliado la capacidad del estadio y vendido entradas con el español como gran figura convocante.

"Rafa estaba incluso dispuesto a llamar a nuestro patrocinador titular para asegurarle que iba a jugar en el futuro". "Él, en realidad, no tenía que decir nada, pero entendió y entiende muy bien, como (Roger) Federer, que cuando uno toma un compromiso hay que cumplir. Otro jugador al que le da pereza subirse al avión se sale del torneo y le pide que llame al agente".

Nadal disputó exhibiciones en Argentina a fines de 2013, pero no juega partidos oficiales allí desde la derrota en cuartos de final de Buenos Aires 2005 ante Gaudio.

El español de 28 años será la gran figura del Argentina Open el año próximo, el segundo torneo en su gira de arcilla sudamericana, que iniciará con el Abierto de Río de Janeiro. "Que venga Rafa va a generar una movida gigantesca", aseguró Francisco Irarrázaval, secretario de Deportes de la ciudad de Buenos Aires.

Martín Jaite, director del torneo, buscó despejar los temores de los espectadores ante una eventual ausencia de Nadal a último momento: "No tenemos ninguna duda de que Rafa va a venir". Nido mostró su fascinación con la forma en que reaccionó Nadal cuando supo que no habría serie de Copa Davis en marzo de 2015: "Nos llamaron y nos dijeron 'estamos'. No hubo ningún tipo de negociación. 'El compromiso está. Volvemos'. Eso fue todo".

Nido sabe que no lo logrará en 2015, pero sueña con tener a Juan Martín del Potro entre los participantes en el torneo, pese al enfrentamiento del jugador con Jaite, hasta hace pocas semanas capitán del equipo argentino de Copa Davis. "Yo apuesto a que Del Potro tiene que jugar Buenos Aires. No sé si lo vamos a lograr, pero lo vamos a seguir intentando".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)