28 de mayo de 2014 21:03

Las recomendaciones básicas para correr la 15K

Un grupo de corredores entrena en el parque La Carolina en Quito. Foto Archivo/ El Comercio

Un grupo de corredores entrena en el parque La Carolina en Quito. Foto Archivo/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 14
Contento 0
Redacción Deportes

Los días previos a un reto atlético son fundamentales para conseguir un buen rendimiento deportivo. Son los días para cuidarse de contraer un resfriado, para comer más frutas, tomar más líquidos y probar los zapatos y medias de competencia.

La semana previa a una pedestre también hay que reducir las distancias y buscar el ritmo de carrera para llegar relajado, fuerte y motivado.

Óscar Vizuete, especialista en medicina del deporte, sugiere llegar a la máxima distancia del entrenamiento en el fin de semana previo a una carrera.

Luego, hay que disminuir la intensidad del esfuerzo cardiovascular y de los recorridos.

Algunos corredores recreativos hacen todo lo contrario y buscan aprovechar hasta las últimas horas para entrenarse.

Incluso llegan a prácticas excesivas: corren por cuestas o muchos kilómetros. Con eso hay el riesgo de lesionarse o en el mejor de los casos llegar cansado al día de la prueba.

Con 10 días antes de la Quito-Últimas Noticias 15K, ya no queda tiempo para improvisar ejercicios ni probar técnicas ni dietas de moda. El domingo 8 de junio, en la carrera más grande del país, se debe competir con medias y zapatos que ya se han probado en las prácticas.

El médico Vizuete también propone reducir las carnes rojas y de cerdo en los tres días anteriores al reto de 15 km.

En esas horas previas es mejor comer pollo y aumentar papas, arroz, tallarines. También más frutas y verduras.

Con eso, el cuerpo se está asegurando contar con las reservas energéticas que se necesitan para correr más de una hora. En 15 km solo los más experimentados, incluidos los de élite,
cronometran una hora o menos. La mayoría de participantes completará el trayecto en más de 60 minutos.

¿Y si hay algún resfrío?

Si en estos días llegan la gripe o la congestión nasal, lo recomendable es realizar una pausa en el entrenamiento.

Vizuete sugiere un reposo médico de 48 horas y beber abundantes líquidos. Otro error entre los atletas recreativos es pensar que la gripe se saca corriendo.

El médico asegura que es peligroso entrenarse con gripe porque las defensas bajan.

Por último, Vizuete está convencido de que una persona que se ha ejercitado con regularidad en los últimos meses no perderá su resistencia si hace una pausa de unos días para recuperarse de la enfermedad.

Aumentar los líquidos también es una buena costumbre en las vísperas de las carreras.

Así lo recomienda el entrenador Julio César Yépez, quien guía a varios grupos en Quito.

Él sugiere incluir bebidas isotónicas, en la hidratación diaria, durante la semana previa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)