12 de June de 2010 00:00

La Quito Últimas 15K reunió a los campeones históricos del Ecuador

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes

‘We are the champions’ , la célebre canción del grupo inglés Queen sonaba potente en el salón Bolívar del hotel Sheraton de Quito. En el escenario, un emocionado Iván Vallejo abrazaba con fuerza a Jefferson Pérez y luego hacía lo mismo con Rolando Vera.

En cambio, el directivo albo Rodrigo Paz sostenía con fuerza su trofeo y palmoteaba la espalda de Andrés Gómez. Martha Tenorio los miraba feliz, mientras intentaba acomodarse la gorra que acababa de recibir en el homenaje.Los campeones se felicitaban, mientras los asistentes al homenaje se ponían de pie y los premiaban con sonoros aplausos. La canción de Queen, usada habitualmente en las premiaciones deportivas, le daba un toque especial a esa cita de los campeones ecuatorianos.

Ese encuentro constituyó el momento más emotivo de la rueda de prensa de la carrera Quito-Últimas 15 K, que se realizó ayer al mediodía en el Sheraton.

La tradicional competencia quiteña, que se correrá mañana en la capital, cumple 50 ediciones este año. Con ese pretexto, la organización decidió homenajear a los mejores deportistas de las últimas cinco décadas.

Luego de algunas deliberaciones, la organización escogió a los atletas Jefferson Pérez, Rolando Vera, Martha Tenorio, el tenista Andrés Gómez, el montañista Iván Vallejo y el directivo Rodrigo Paz, en representación de Liga.

Los deportistas asistieron, pese a sus actividades personales. Andrés Gómez, quien este año celebra 20 años de haber conquistado el Roland Garros, llegó a inicios de semana al país proveniente de Francia. En suelo parisino recordó su hazaña en el Grand Slam y acompañó a su sobrino Roberto Quiroz, quien se coronó el pasado domingo campeón en dobles en la categoría Júnior.

El ‘Zurdo de Oro’ fue ayer uno de los que primero llegó a la cita de Grupo EL COMERCIO. Minutos antes del inicio de la ceremonia, prevista para las 11:00, Gómez conversaba animadamente en una mesa del vestíbulo con Iván Vallejo y con Esteban Delgado, ejecutivo de Marathon.

Uno de los últimos en llegar a la cita fue Rodrigo Paz, cerca de las 11:15. El ex Alcalde de Quito, vestía una chompa crema y pantalón casimir. Lentamente se acercó a los primeros asientos del salón. Ya en el acto, él fue uno de los que más disfrutó con la presentación del grupo musical Galleta, que interpretó un popurrí de éxitos de las décadas de los 60, 70 y 80.

Paz movía su cabeza al compás del ritmo y golpeaba su rodilla con la mano derecha, imitando la percusión de las congas, uno de los instrumentos preferidos del directivo carchense.

Antes de esta premiación, Andrés Hidalgo, presidente ejecutivo de Grupo EL COMERCIO, recordó que la Quito-Últimas empezó como una competencia de los barrios capitalinos. “Hoy sentimos ese mismo sentido de pertenencia de los barrios. Hemos visto a la gente preparándose en los parques, en los barrios”.

Luego, llegó el momento de la premiación a los mejores deportistas ecuatorianos. El primero en recibir el homenaje fue Jefferson Pérez, el único medallista olímpico de Ecuador y múltiple campeón mundial de marcha.

Pérez pasó al escenario acompañado de una modelo. Colocó sus dos manos adelante, mientras en tres pantallas se exhibía un video con recortes de EL COMERCIO, ÚLTIMAS NOTICIAS y otros periódicos que evocaban sus gestas deportivas.

Luego, Jorge Ribadeneira, presidente vitalicio de la carrera, le acercó un trofeo y una gorra. “Jefferson, eres el mejor atleta de la historia”, dijo emocionado Ribadeneira. El ex andarín cuencano se encogió de hombros y esbozó una leve sonrisa, mientras los flashes de las cámaras lo tenían como su principal blanco.

Uno a uno, los campeones de la historia iban pasando al escenario. Eran instantes emotivos y a Rolando ‘Chasqui de Oro’ Vera se le humedecieron los ojos al mirarse, 20 años más joven y mucho más delgado, celebrando sus triunfos en las carreras San Silvestre y Últimas Noticias.

También se conmovieron Gómez y Vallejo, quienes recibieron cálidas ovaciones de los asistentes. Como si estuviera aún en la pista de Roland Garros, el ex tenista guayaquileño levantó sus manos y saludó a la gente. Luego, María Consuelo Tohme, directora de Arte Educarte, le entregó el trofeo conmemorativo.

Pero la ovación más grande de la jornada se la llevó Rodrigo Paz. Cuando Pablo González, el director de la carrera, anunció la entrega de su premio, en representación de Liga, los hinchas albos del salón empezaron a aplaudir, silbar y felicitar al directivo.

En la premiación también hubo un espacio para la nostalgia. Jorge Ribadeneira, César Larrea y Juan Araujo recibieron un trofeo por haber sido los impulsores de la tradicional competencia Quito-Últimas 15 K. Juan Araujo recibió la condecoración a nombre de su padre Aníbal (+).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)