15 de March de 2014 00:02

El primer GP será mañana en Melbourne

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El equipo Mercedes confirmó que está un escalón por encima del resto al ponerse en marcha ayer, viernes 14 de marzo una nueva temporada de la Fórmula 1, con las pruebas libres en Melbourne, donde mañana (01:00 de Ecuador) se correrá el GP de Australia, el primero del año.

Además de refrendar el dominio que Mercedes había expresado en los ensayos oficiales previos, la primera jornada en suelo australiano mostró también que el tetracampeón mundial alemán Sebastian Vettel y Red Bull no están tan mal como se suponía.

Vettel cerró la jornada con el cuarto tiempo, detrás del español Fernando Alonso, quien a bordo de su Ferrari había establecido el mejor tiempo de la sesión matutina y revivió las ilusiones del equipo italiano.

El mejor registro quedó como muchos presumían en poder del excampeón mundial británico Lewis Hamilton, quien giró en 1'29"625 en la más veloz de sus 37 vueltas y relegó al segundo lugar a su compañero de equipo,el alemán Nico Rosberg (1'29"782).

Ambos refrendaron así el poderío que el modelo W05 de Mercedes había demostrado a comienzos del año, con un 'power unit' indestructible, que fue el que más giró: 4 973 km sin problema alguno.

Todo hace presumir que este dominio inicial se expresará también en la clasificación, donde se puede extraer el 100 por ciento del potencial de cada auto, pero la incógnita es lo que sucederá en la carrera.

Allí, los pilotos deberán administrar una recarga de 100 kilogramos de nafta, contra los 140 que embarcaban los motores aspirados, reemplazados ahora por los nuevos turbo. Esto les exigirá un manejo más fino y eficaz de sus máquinas.

Alonso, que este año compartirá equipo con el finlandés Kimi Raikkonen, último campeón mundial que consagró a Ferrari, en el 2007, volvió a mostrar su talento y entusiasmó con su tercer tiempo al final de la jornada,luego de dominar por la mañana.

El asturiano, que busca su primera corona con Ferrari tras las logradas con Renault en 2005 y 2006, giró en 1'30"132 en la mejor de sus 28 vueltas, mientras que Raikkonen quedó relegado al séptimo puesto por problemas de estabilidad en su FT14.

"En el primer viernes de la temporada siempre hay un poco de tensión. Es el comienzo de un nuevo campeonato y la expectativa apunta a ver cómo funcionan las cosas que probamos durante el invierno", destacó Alonso.

El español, que cerró la jornada a medio segundo de Hamilton, consideró que la de ayer fue "una jornada positiva pese al temor que existía por toda la complejidad de la aplicación de las nuevas reglas".

En sentido contrario fue el viaje de Vettel, pues no había brillado mucho en los ensayos oficiales y muchos pronosticaban ya el fin de la hegemonía que el alemán ejerció junto con Red Bull en los últimos cuatro años de competencias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)