1 de febrero de 2015 18:18

¿Es ético irse luego de la pretemporada?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 34
Triste 5
Indiferente 13
Sorprendido 5
Contento 10
Alejandro Ribadeneira

Supongamos que usted desea construir una casa de lujo, así que contrata a un arquitecto de prestigio y deja en manos de este profesional el diseño y la elección de todo el proyecto. Y todo es todo: los planos, los trámites legales, la contratación de los especialistas, la compra de los materiales e implementos y hasta la adquisición de los acabados, lo más caro y también lo que marca el sello personal de la casa. Porque no es lo mismo piso de mármol que piso flotante. Además, se trata de un arquitecto con el que ya construyó dos casas anteriormente, una mejor que la otra.

Por fin, cuando todo está comprado, los planos están listos y se ha fijado el primer día de construcción, ¡zas!, el arquitecto le dice que renuncia, que le ha salido otro proyecto que le interesa mucho y que no puede rechazarlo. Le pide que no se alarme, porque después de todo el equipo de trabajadores que se queda está preparado para suplirlo. Se ha adquirido lo mejor y el nuevo arquitecto la tendrá muy fácil. No hay riesgo alguno.

Pero usted sabe que no es así. Está decepcionado porque el arquitecto parecía estar realmente comprometido con su casa. Había rumores de que lo tentaban de otros lados pero hasta el final le aseguró que estaría al frente del proyecto e incluso hizo un viaje con usted a Argentina para alejarse del ruido y alistar todo en un ambiente distendido, en una pretemporada de lujo. ¡Había tantos sueños con esa tercera casa!

Usted teme que el nuevo arquitecto intente imponer su sello (todos lo hacen, ¿no?). Teme que deje de lado el mármol tan caro que ya compró, que haya desperdicio. Y, lo peor, que la casa salga fea e inútil, lejana a las expectativas. Teme el día en que los suyos le reclamen por dejar ir al arquitecto. Hasta el final se preguntará si fue ético que el arquitecto se haya ido de esta forma. Por lo pronto, no queda otra que desearle que le vaya bonito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (15)