11 de febrero de 2018 00:00

Polo Carrera añora las tripletas que unían a las familias quiteñas

El exfutbolista Polo Carrera, de Liga de Quito, en un partido ante el Aucas en el campeonato de 1976. Foto: Archivo /  EL COMERCIO

El exfutbolista Polo Carrera, de Liga de Quito, en un partido ante el Aucas en el campeonato de 1976. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 42
Redacción Deportes

Había que madrugar a las 06:00 de los domingos para llegar al primero de los tres partidos en el Atahualpa. La jornada futbolera se iniciaba temprano, a las 07:30.

Las familias se unían y llevaban el desayuno, el almuerzo y era infaltable el chocho con tostado. La fiesta era una especie de ritual.
Ese es un recuerdo imborrable para Polo Carrera, exfutbolista de LDU y protagonista de los partidos históricos del campeonato local.

En la década de los sesenta, setenta y ochenta era común que las hinchadas de Liga de Quito, El Nacional, Deportivo Quito, Aucas, Católica y el América se reunieran para mirar los tres partidos.

“La gente no iba con la camiseta de los clubes, pero era una alegría estar en familia. Tocaba madrugar cuando jugábamos el primer partido. Prácticamente desayunábamos en el estadio”, cuenta Carrera, uno de los atractivos más taquilleros de esa época.

La Asociación de Fútbol No Amateur de Pichincha (AFNA) organizaba las triples programaciones. Arrancaban a las 07:30; el segundo cotejo era a las 09:30 y el tercer juego empezaba a las 11:30.

Los dobletes y las tripletas eran frecuentes. En 1973, por ejemplo, un juego entre Liga de Quito y Aucas convocó a muchos hinchas mezclados en las gradas. “Son añoranzas que uno tiene en el fútbol. Lamentablemente, eso se fue perdiendo con la llegada de la televisión y la construcción de los estadios”, agrega Polo.

La construcción de los estadios Gonzalo Pozo Ripalda en el sur (1994) y del Casa Blanca en el norte (1997) fue una de las causas para que el fútbol quiteño dejara de organizar este tipo de juegos.
Con su estadio, LDU y Aucas ya dejaron de jugar de locales en el estadio Olímpico. Los dirigentes argumentan que la aparición de las barras bravas de clubes como el Quito, Liga y El Nacional fue otro factor que incidió.

AFNA decidió desempolvar esta iniciativa de los tres partidos, aprovechando el aplazamiento del inicio del campeonato nacional.
Rodrigo Espinosa, presidente de AFNA, explica que la iniciativa nació para tratar de generar recursos para los clubes. La idea del hexagonal era tener más de una programación. Sin embargo, con el anuncio del inicio del torneo esa iniciativa cambió. Ahora habrá una sola programación en el Olímpico.

La última tripleta en el Atahualpa se realizó en el 2005. Ese día se enfrentaron Deportivo Quito y Espoli, El Nacional ante Olmedo y Aucas frente a Liga de Quito.

El operativo de seguridad empezará temprano para evitar incidentes entre las hinchadas de los equipos. Se espera una fiesta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (2)