7 de mayo de 2015 21:02

Policía y ex policía detenidos por asesinar a 8 hinchas de Corinthians

Hinchas del popular equipo de Corinthians en una celebración en el 2012. Foto: Yasuyoshi Chiba

Hinchas del popular equipo de Corinthians en una celebración en el 2012. Foto: Yasuyoshi Chiba

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

 Un agente y un ex agente de la policía militarizada de Brasil fueron detenidos hoy, 7 de mayo,  acusados de haber asesinado a tiros, el mes pasado, a ocho hinchas del club Corinthians, informó el secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo, Alexandre Moraes.

En declaraciones que recoge la agencia estatal de noticias ABR, Moraes dijo que se sospecha que hay un tercer hombre, que también sería policía, involucrado en la matanza, ocurrida el 18 de abril en la sede del grupo de hinchas Pavilhao Nove.

El motivo del crimen sería una deuda por drogas. Según lo informado, uno de los asesinados le debía dinero a un ex policía, que había sido expulsado de la corporación acusado, precisamente, de tráfico de estupefacientes. El deudor sería el ex presidente del grupo Fábio Neves Domingos, quien estuvo 106 días preso en Bolivia, junto a otros 11 brasileños, por lanzar bengalas durante un partido entre Corinthians y San José, válido por la Copa Libertadores.

Uno de los artefactos explosivos alcanzó a Kevin Douglas Beltrán Espada, de 14 años, causándole la muerte. El jefe de la Comisaría de Homicidios Múltiples de la División de Homicidios de la policía, Luis Fernando Teixeira, dijo que un testigo presencial del hecho reconoció en fotografías a dos de los acusados de invadir la sede del grupo, obligarlos a arrodillarse y matarlos a tiros. "Juntamos esos reconocimientos a otros indicios y a partir de allí fueron decretadas esta semana las dos prisiones", dijo Teixeira.

El día del crimen, las víctimas se encontraban en el local, localizado en el oeste de la metrópolis, donde fueron sorprendidos por hombres armados y, al parecer, encapuchados. Junto a los cuerpos fueron encontrados cartuchos de balas de pistola calibre nueve milímetros.

Según informó en su momento la Secretaría de Seguridad, varios de los baleados tenían antecedentes penales, entre ellos el que estuvo preso en Oruro. Según reportes de prensa, dos aficionados que se encontraban en el lugar en el momento de la matanza lograron escapar por el fondo del local. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)