14 de mayo de 2017 01:20

Pedro Ortiz es el cerrojo del líder del torneo de fútbol ecuatoriano

El golero del Delfín ha recibido siete goles en 13 fechas. Este domingo 14 de mayo  visita a El Nacional. Foto: Cortesía Delfín

El golero del Delfín ha recibido siete goles en 13 fechas. Este domingo 14 de mayo visita a El Nacional. Foto: Cortesía Delfín

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Deportes

Pedro Ortiz admira la rapidez de Máximo Banguera en el arco y la precisión de Esteban Dreer en los pases.

Hace dos años, el arquero del Delfín -el sorprendente líder de la A- los veía por televisión. Este domingo, 14 de mayo, compite contra ellos en la élite del fútbol de Ecuador.

El guardameta esmeraldeño, de 26 años, es el arquero titular del cuadro manabita, que lidera la tabla, con 27 puntos. Está un punto por encima del Independiente del Valle de Sangolquí y le sacó tres puntos de ventaja a Emelec.

La posición del cuadro ‘cetáceo’ se sostiene por varios jugadores, pero Ortiz es uno de los determinantes en la campaña. Es el golero del equipo menos batido del torneo. En 13 partidos jugados ha recibido solo siete goles.

A finales del 2015 -confiesa- no se imaginaba disfrutar de una posición privilegiada en la élite del fútbol ecuatoriano.
Su plantel de entonces, el Deportivo Azogues, había descendido a la Segunda categoría.

Fabián Bustos -en esa época gerente deportivo del Delfín- estaba al tanto de la situación del golero. Consideraba que era un buen prospecto para el futuro y sugirió su contratación.

El argentino indicó a José Delgado, presidente del Delfín, que debían ficharlo. Insistió que el golero había mostrado un buen desempeño ante el club ‘cetáceo’.

La negociación se concretó. Se arregló un año de contrato. Seis meses después, los dirigentes consideraron que debían retenerlo más tiempo y renovaron por cuatro años su vínculo con la institución.

“Había ofertas de Emelec y de Barcelona”, explica Bustos. Pero el golero decidió quedarse para pelear la titularidad con Cristian Arana y Rolando Ramírez, de quienes aprendió algunas ‘mañas’.

Su estreno en la Serie A ocurrió recién el año pasado, cuanto tenía 25 años. Entre el 2008 y el 2015 solo había jugado en las formativas y en la Serie B con el Azogues.

Sin embargo, este año, el entrenador Guillermo Sanguinetti le entregó la titularidad y el meta no ‘aflojó’.

Ahora sueña con llegar a una final y también piensa en la Selección ecuatoriana. “Todos los jugadores anhelan vestir la ‘piel’ del país. Mi intención es ganarme un espacio entre los grandes arqueros que hay en el torneo como Banguera y Dreer”, señala el arquero.

Eso sí, advierte que su equipo debe tener paciencia para alcanzar sus objetivos. Aunque insiste que “es un grupo unido, con muchos jugadores con hambre de gloria”.

Bustos estima que su exdirigido tiene talento para llegar a la Tricolor, pero antes recalca que debe trabajar en algunos aspectos. “Tiene buen salto, buena potencia en las piernas, pero debe mejorar su juego con los pies”.

Ortiz mide 1,86 metros y admite que debe mejorar. Hoy comanda el arco de los ‘cetáceos’ que visitan a El Nacional en Quito, desde las 11:15.

Datos:

Nació el 19 de febrero de 1990, en Esmeraldas.
Se inició  en el club Emelec de Esmeraldas, en el 2007.
Entre  2008 y 2015 jugó en el Deportivo Azogues, juveniles y la Serie B.
Este año cumple su segunda temporada en la Serie A con el Delfín.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)