12 de marzo de 2018 00:00

Pedro Larrea: ‘El jugador debe tener un plan de ahorros’

Larrea nació el 21 de mayo de 1986, en Loja. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Larrea nació el 21 de mayo de 1986, en Loja. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Álex Puruncajas

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entrevista a Pedro Larrea, capitán de El Nacional.
¿Por qué puso en duda su permanencia en El Nacional, a inicios del 2018?

Siempre he buscado las opciones de jugar y aportar en los clubes. Sentía que eso no podría pasar este año. Pero tuve un diálogo con el profesor Eduardo Favaro, una persona muy humana. Con él se puede hablar de cualquier cosa. Tras ese diálogo, decidí seguir.
Sabía que él iba a continuar y era algo que le venía bien a esta camada de jugadores. Es alguien que nos conoce desde hace tiempo, fundamental para este proyecto.

¿Cuánto pesa la comunicación que el técnico mantiene con el jugador ?

Mucho. A veces, el jugador necesita la orientación del cuerpo técnico para saber si está haciendo las cosas bien o mal. Cuando un jugador pasa por una lesión o no es tomado en cuenta, es necesario que el técnico converse con él. Así, se sabe con certeza qué ocurre. Más que una conversación profesional debe existir esa confianza para hablar como amigos.

¿El técnico puede ser amigo del futbolista?

Cada técnico tiene su método de trabajo. Hay algunos que son estrictos y a otros les gusta compartir momentos con los jugadores. Las dos cosas deben ir de la mano. Debe existir siempre el respeto mutuo. Pero si el jugador no asimila la confianza que le han entregado se malinterpretan las cosas. Por eso, siempre debe entrenarse al máximo. También hay tiempo para bromas y otras actividades.

Parecería que los futbolistas sudamericanos necesitan técnicos más amigables y cercanos...

La comunicación es básica y no solo en el fútbol. En cualquier ámbito es necesario que tu jefe te diga lo que estás haciendo bien o mal y haya confianza para hablarte de estas cosas. Si te relacionas con tus empleados, tu empresa genera resultados. Lo mismo pasa en el fútbol.

¿Es necesario que el técnico se apoye en los experimentados para ejercer su liderazgo?


El cuerpo técnico necesita de los jugadores de experiencia. Si el jugador es capitán del equipo, significa que debe ser ejemplo. Él no puede llegar tarde o en un mal estado al entrenamiento. Es una responsabilidad.

Como capitán, ¿usted da consejos a los jóvenes?

Muy poco. No sé sabe cómo las otras personas pueden tomar un consejo. Pero trato de prepararme más en el gimnasio y mantener un buen estado físico. También procuro llegar puntual y ser ordenado. Esos son mensajes que los chicos ven y copian. Al menos, es lo que yo veía de joven. Pensaba que esas cosas les habían ayudado a tener éxito.

¿Por qué muchos jóvenes con talento no han llegado a consolidarse?

El talento no es suficiente. He tenido compañeros con mucho talento y no lo lograron. Yo tenía menos cualidades, pero me esforzaba el doble para igualarlos. Eso me ha permitido seguir activo y jugando. Algunos tienen la calidad, pero si no la trabajan pasan los años y se ve que no se han esforzado suficiente. El tiempo no perdona.

En El Nacional está rodeado de jóvenes talentosos. ¿Cómo hace para pelear la titularidad?

Estuve a punto de dejar el equipo al inicio del año. Pero considero que aún tengo mucho por dar. No quiero frenar a ninguno de los jóvenes del club. También pasé lo mismo cuando era joven. El cuerpo técnico considera que puedo ser un aporte y eso hizo que me quedara.

¿Sus familiares le pedían que continuara en este equipo?

Siempre he tenido el apoyo de mi esposa, mis hijos y mis padres. Ante las adversidades, como las lesiones, he intentado sobreponerme. Entiendo que el fútbol tiene altos y bajos, pero hay que saber manejarlos. Eso es algo parte de la vida. Uno debe tener objetivos a corto plazo. El mío es consolidarme en el plantel y seguir aportando.

¿Cuáles adversidades?

Tuve estabilidad económica en Liga, pero también pasé por ‘las malas’ en otros equipos, con descensos e incumplimientos en el pago de salarios. Eso me ha servido para mantener un equilibrio. Esto es cuestión de perseverar. En Liga de Loja se vivieron cosas muy feas en el 2015, porque no nos pagaban por varios meses. Pero las superé.

¿Cómo subsistía?

Tenía ahorros. Ahora, también intento ahorrar. Es algo necesario, porque el jugador no sabe cuánto durará su carrera. Puede sufrir lesiones. En gran parte, solo sabe de este deporte y si se vincula a otro ámbito puede chocarse. Por eso, es necesario ahorrar. Desde que el jugador se inicia debe tener un plan de ahorro hasta su retiro. Eso le permitirá emprender en un negocio u otra actividad. En mi caso, he tratado de invertir en bienes raíces. Antes no se hacía mucho esto, pero ya hay muchos que lo hacen.

Su origen

Nació el 21 de mayo de 1986, en Loja. (Tiene 31 años).

Su trayectoria

Se formó y debutó profesionalmente en Liga (Q). Pasó por Macará, Barcelona y Liga de Loja. Es capitán de El Nacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)