23 de enero de 2015 17:12

Patriots, finalista al Super Bowl, sí usó balones desinflados

Nate Solder del New England Patriots en el partido ante Indianapolis Colts, el 18 de enero de 2015. Foto: EFE

Nate Solder del New England Patriots en el partido ante Indianapolis Colts, el 18 de enero de 2015. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

La Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) confirmó el viernes 23 de enero que durante la final de la Conferencia Americana que los New England Patriots le ganaron a los Indianapolis Colt 45-7, los balones estaban faltos de aire, fuera de las reglas.

Empero, la NFL señaló que aún no ha concluido su investigación sobre este escándalo, al que la prensa ha bautizado como 'Deflategate' (Desinflargate).

"La información recopilada hasta el momento confirma que los balones utilizados por los Patriots de Nueva Inglaterra en el primer período estuvieron poco inflados”, dijo la NFL en un comunicado.

"Sin embargo, las bolas usadas en el segundo período fueron infladas de acuerdo con la regulación, como lo demuestran los controles llevados a cabo después del partido”, continuó la Liga.

La investigación, que comenzó el 18 de enero, el mismo día de la final de la conferencia que ganaron los Patriots, se ha encomendado a uno de los vicepresidentes de la NFL, Jeff Pash, y al abogado Ted Wells.

Cerca de 40 personas han sido entrevistadas por los investigadores de la NFL, incluido el personal de los Patriots, los árbitros que oficiaban durante el partido y los expertos.

"El propósito de la investigación es determinar por qué las pelotas utilizadas durante el juego no se ajustaban a la normativa, sobre todo si se trata de una acción deliberada. Pero todavía no hay conclusiones sobre estos puntos”, añadió la nota.

La polémica le ha robado protagonismo al próximo Super Bowl, que jugarán el 1 de febrero en Phoenix (Arizona), los Patriots y los Seattle Seawhawks, campeones de la Conferencia Nacional.

A cada equipo de la NFL se le proporcionan 12 balones de fútbol americano para un partido, todos ellos inspeccionado por los árbitros antes del encuentro, para que tengan los niveles de aire adecuados. Los ovoides quedan por lo general bajo el control de un administrador de equipo hasta que se necesiten.

Durante un juego, la unidad ofensiva de cada equipo utiliza sólo las pelotas que le proporcionaron los funcionarios de la Liga.

La NFL dijo el lunes que había iniciado una investigación, sin confirmar que las bolas proporcionadas por Nueva Inglaterra no estaban infladas de acuerdo con la regulación (entre 12,5 y 13,5 libras o 879 y 940 g/cm²) .

El entrenador de los 'Pats', Bill Belichick, y el mariscal de campo Tom Brady, se defendieron el jueves de las acusaciones, pero sus intervenciones realmente no convencieron a los aficionados y la prensa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)