16 de noviembre de 2015 19:37

Un paro se frustró en Deportivo Cuenca y disgustó a un grupo de jugadores

Bryan Oña (número 13) se entrena con sus compañeros, en el estadio de Cazhapata, para el partido de este viernes 20 de noviembre ante Liga de Loja. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Bryan Oña (número 13) se entrena con sus compañeros, en el estadio de Cazhapata, para el partido de este viernes 20 de noviembre ante Liga de Loja. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe

Un grupo liderado por el delantero Walter Calderón sugirió paralizar las prácticas del Deportivo Cuenca, previstas para este lunes 16 de noviembre del 2015 en el estadio de Cazhapata. Esto como medida de protesta a la falta de pagos de aproximadamente siete quincenas.

Otro grupo (donde está la mayoría de futbolistas), encabezado por el defensa Andrés López, mostró toda su predisposición para entrenar. Esta división de criterios provocó disgustos entre los integrantes del representativo azuayo.

Luego de enfrentamientos verbales, unos con la tesis de entrenar y otros con la idea de paralizar las actividades, se pusieron a trabajar 90 minutos después de lo previsto. Pero, el ensayo no fue óptimo, se mostró desgano y se desarrolló en un ambiente tenso. El técnico Álex Aguinaga estaba desconcertado.

Al final del entrenamiento cada integrante se dirigió con prisa a sus hogares, sin dar declaraciones a los reporteros presentes en el escenario.

Pedro Peña, gerente del club, evitó oficializar cuál es la deuda al plantel y se limitó a decir que “es una deuda importante, a unos se les debe un poco más y a otros un poco menos”. En su criterio, los jugadores estuvieran al día si no se hubiese pagado durante este año deudas por más de USD 800 000.

Según Peña, los futbolistas pidieron que se pagara un mes de sueldo antes del partido de este viernes 20 de noviembre ante Liga de Loja, que se jugará desde las 20:00 en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. Él les adelantó que será difícil y lo máximo que se puede cubrir es una quincena, siempre que los auspiciantes se pongan al día en sus obligaciones.

Este martes 18 de noviembre, por deudas pendientes, Deportivo Cuenca cancelará cerca de USD 30 000 en la Federación Ecuatoriana de Fútbol para jugar frente al conjunto lojano, cotejo vital para las aspiraciones de abandonar definitivamente la zona del descenso. Luego de aquello incluso se pensaría en una posibilidad de clasificación a la Copa Sudamericana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)