26 de junio de 2016 18:53

Los padres han sido su motivación para el deporte de aventura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Santiago Ponce
Quito

Con un promedio de 23 años, Natalia Larrea, Paula Munchmeyer y María Susana Bastidas se juntaron hace aproximadamente un año para competir por primera vez del Reto Salud. Ellas fueron las ganadoras de la primera válida, con un tiempo de 3:27:29. Para la segunda, que se disputará el próximo 2 de julio, tendrán la oportunidad de defender su título.

Dos de las tres competidoras se encuentran finalizando sus estudios universitarios y coinciden en que el apoyo de sus papás ha sido fundamental. En ambos casos, sus progenitores han sido deportistas aficionados y las han incluido en sus entrenamientos desde adolescentes.

Natalia Larrea
tiene 24 años y cursa el último año de la carrera de odontología. Para ella es complicado juntar las tareas universitarias con el ejercicio, sin embargo, trata de entrenarse todos los días cuando le queda tiempo. Ella trota, desde hace cuatro años, junto con su padre Iván. Esto ha sido una motivación para que ella continúe en este deporte. Junto con el deportista Gonzalo Calisto, ella tuvo la oportunidad de participar en varias competencias de Trail (trote por senderos) y ahora su próximo objetivo, después del Reto Salud, será el Ironman 70.3 de Manta

De la misma manera su compañera Paula Munchmeyer combina el ciclismo con el Trail y con el Capoeira, que lo practica desde niña. Su vinculación al deporte de aventura tiene también la influencia de su padre, Álvaro, quien la acompaña a los entrenamientos desde hace seis años. “Los primeros cuatro años corrí junto con él y su equipo”, recordó la deportista quien ahora se entrena por su cuenta.

La segunda válida del Reto Salud, organizada por el Proyecto Aventura, se correrá en las afueras de Quito y su ruta se conocerá el próximo 27 de junio a través del portal web del Reto Salud. Se trata de una competencia anual que reúne alrededor de 500 participantes y que combina ciclismo de montaña, trote por senderos y ubicación geográfica.

Jessica Cedeño, encargada de la organización, garantizó para la segunda válida, la presencia de un grupo de soporte de 50 personas para la logística, atención médica y seguridad en ruta.

La carrera se divide en tres válidas, la primera se corrió el pasado 16 de abril en la parroquia de El Chaupi y según los organizadores se destacó por el incremento de competidoras femeninas. Para esta nueva válida las inscripciones se continuarán receptando hasta el miércoles 29 de junio, para nuevos equipos y para los que participaron de la anterior competencia, en las instalaciones de Cikla en la avenida Granados y calle de Las Azucenas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)