26 de julio de 2016 11:55

Pablo Repetto colecciona marcas y busca con Independiente la Copa 

Pablo Repetto, estratega del Independiente del Valle, gesticula durante el partido de semifinales de la Copa Libertadores ante Boca Juniors en el estadio Atahualpa. Foto: AFP

Pablo Repetto, estratega del Independiente del Valle, gesticula durante el partido de semifinales de la Copa Libertadores ante Boca Juniors en el estadio Atahualpa. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia EFE

El uruguayo Pablo Repetto se ha metido en la historia del Independiente del Valle como el hombre que, casi cuatro años después de su llegada a Ecuador, le ha puesto en el mapa futbolístico de América con una campaña invicta a falta de un partido para dirimir el título de la Copa Libertadores 2016.

Repetto, quien cumplió 42 años el 14 de marzo, se ha convertido en coleccionista de marcas pues hasta este año ningún otro entrenador se había dado el lujo de vencer al River Plate y al Boca Juniors en una misma edición de la Libertadores.

Con más alegría que vanidad el montevideano proclama que es "el técnico extranjero con más continuidad en los últimos veinte años" en Ecuador al recordar que al Independiente del Valle llegó en septiembre de 2012 para permanecer solo un año, pero ha ido renovando su contrato temporada tras temporada y ya se encuentra en la cuarta.

"Soy casi un ecuatoriano más. Me he adaptado", ha manifestado el técnico que está en el momento más alto de una carrera que comenzó hace una década, en 2006, en el banquillo del Fénix uruguayo.

Una severa lesión puso fin a su carrera de futbolista cuando tenía 32 años y lo empujó entonces a probar como técnico.
La experiencia lo ha llevado por los banquillos de los uruguayos Fénix y Cerro, así como el Blooming boliviano.
Cerro volvió a pasar en su camino en 2010 antes de probarse en el Defensor Sporting hasta 2011.

La historia de Repetto como entrenador comenzó en Montevideo, sin saber que de forma paralela en Sangolquí nacía el proyecto del empresario Michel Deller con un equipo aficionado fundado en 1958 y que entonces era conocido como el Independiente José Terán.

Si bien el club se fijó como primer objetivo la conquista un título de Liga, hasta ahora esquivo, el trabajo de Repetto superó las expectativas con la clasificación para disputar la Copa Sudamericana en 2013 y 2014, así como la Copa Libertadores de 2014, 2015 y 2016.

Además, con la llegada del técnico uruguayo comenzó a estructurarse una auténtica fábrica de jugadores en Ecuador. Los directivos afirman que el 50 por ciento del presupuesto de la entidad va para alimentar la cantera, que en la actualidad forma a unos 120 jóvenes.

Es quizá por ello que si el finalista ecuatoriano de la Copa Libertadores perdiera al grueso de sus jugadores, independientemente del desenlace con el Atlético Nacional colombiano el 27 de julio, Repetto y su ayudante, el exdelantero Oscar Quagliatta, tendrán de dónde echar mano para recomponer la plantilla.

Esto si antes las ofertas internacionales que comienzan a llover sobre el entrenador uruguayo y sus asistentes, no le convencen de emprender un nuevo desafío.
En Bolivia dicen que Repetto es visto como firme candidato para dirigir la selección absoluta. También se habla de interés de clubes de los Emiratos Árabes Unidos, entre otros países. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)