1 de julio de 2018 00:00

Pablo Andrés Vallejo participará en el triatlón de Nueva York

El triatlonista Pablo Andrés Vallejo, de 34 años, junto a su bicicleta. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

El triatlonista Pablo Andrés Vallejo, de 34 años, junto a su bicicleta. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
David Paredes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Pablo Andrés Vallejo lleva en su vehículo tres tipos de prótesis para su pierna izquierda. Las cambia con facilidad, como si se tratara de un zapato. Esa agilidad la fue adquiriendo con el tiempo y ahora, que es atleta de élite, le sirve para ganar tiempo cuando está en competencia.

Vallejo viajó el martes, 26 de junio del 2018, a Nueva York para codearse con atletas con su misma discapacidad física en el 2XU New York City Triathlon, que se desarrolla hoy. Esto es parte de su plan más ambicioso. El próximo año quiere ser parte del ciclo paralímpico y ganar un cupo para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

El triatlón de Nueva York es apenas la primera escala. En su último entrenamiento realizado en quito se mostró optimista de que puede alcanzar una posición estelar. Pero , lo más importante será observar al resto de competidores.

“Es la primera vez que voy a competir con deportistas que tienen una discapacidad igual a la mía en el extranjero. Busco masificar esta disciplina en Ecuador y que más deportistas con prótesis se interesen en la práctica deportiva”, dijo Vallejo.

En la ‘Gran Manzana’ nadará 1,5 kilómetros, recorrerá con su bicicleta 40 kilómetros y correrá una 10K. Dice estar preparado. Ha participado en distancias más largas en el país. Por eso asegura que estará en esta carrera con la misión de conseguir podio.

“Mi objetivo es cumplir todo un ciclo olímpico. Después de Nueva York buscaremos más competencias internacionales que nos permitan hacer la marca y clasificarnos a las grandes ligas internacionales”.

Alexander Salazar, su entrenador personal y del equipo Actitud Sport, reconoce el esfuerzo que ha realizado Vallejo en los últimos meses.

Durante este año, tuvo un plan de entrenamiento bien estructurado. A la semana completó entre 200 y 300 kilómetros, entre las tres disciplinas.

Las piscinas del Colegio Francisco de Sales y del complejo deportivo El Varadero, en Sangolquí, fueron testigos del esfuerzo que hizo para llegar a la competencia de hoy. En junio del 2018 corrió la Quito-Últimas Noticias 15K para hacer una evaluación

En atletismo y ciclismo se entrenaba en el parque Bicentenario, que también se transformó en su segundo hogar. A su retorno, él y sus 31 compañeros del equipo viajarán a Manta para participar en el Ironman 70.3, que se desarrollará el domingo próximo.

“En el Ironman no voy a competir en todas las pruebas. Con mi entrenador hemos decidido integrar uno de los equipos. Llegaré algo desgastado después de la competencia en Estados Unidos. Además, lo que buscamos es ritmo para llegar bien a ese anhelado ciclo olímpico”, dijo Vallejo.

En su equipaje llevará sus tres prótesis. Una la utiliza para sus actividades cotidianas. Esa se ajusta a su muñón, que está más arriba de la rodilla.

“Nado sin prótesis. Cuando llegó a las transiciones me coloco la que me sirve para hacer ciclismo y luego los ‘blades”, asegura Vallejo, de 34 años.

Los ‘blades’ tienen la forma de patas de canguro, y son de titanio. Es decir, son ligeros y con el diseño ideal para hacer atletismo. Lleva su prótesis de un lado a otro, pero trata de no separase de ella. El año pasado tuvo uno de los mayores sustos cuando le robaron una de sus prótesis.

Desde entonces trata de cuidarlas como si se tratara de un hijo. Este 1 de julio volverá a lucirlas en las pistas de la ciudad que nunca duerme.

Está emocionado y ansioso. En sus redes sociales ha publicado fotografías de su viaje y de su primera aventura internacional.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)