23 de September de 2012 00:04

Pablo Vitt se empapó de Lionel Messi en la Sub 20

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

‘Yo tuve la suerte de jugar y compartir muchos momentos con Lionel Messi”, contó emocionado Pablo Vitti. El volante de Liga de Quito ha estado acompañado en los últimos años por los éxitos. Uno de ellos fue el título de campeón y goleador con la Universidad de San Martín de Porras, de Perú, en el 2010.

Pero nada se compara con la experiencia que vivió con el equipo argentino, campeón del Mundial Sub 20 del 2005 en Holanda. Por una razón: conoció al mejor jugador del mundo de la actualidad.

mantiene tan presentes esas vivencias, que hasta los ojos le brillan al punto que es inevitable en él contener la emoción cuando recuerda esos hechos.

Su relato describe a la ‘Pulga’ Messi como un chico sencillo, callado, y repite lo que otros que lo han conocido, dicen de él: habla poco. “Más bien hablaba con su fútbol en la cancha”.

En ese Mundial. Vitti arrancó como titular, usando la camiseta número 9. Y hasta se dio el lujo de que Messi sea considerado, en un principio, como su reemplazante. Pero en el transcurso del torneo, Messi terminó siendo el goleador, el Botín y el Balón de Oro del Mundial.

“Él (Messi) es de mi ciudad (Rosario), viajábamos, concentrábamos juntos y pude estar bastante cerca y ver su crecimiento”, recordó entusiasmado el argentino.

Luego del Mundial holandés tuvieron contacto por un tiempo; después perdieron comunicación. Cada uno fue a diferentes países. Messi siguió en el Barcelona, donde por esa época todavía no era figura, y Pablo fue a Rosario Central, club donde se inició como profesional y usó la casaca 10.

De esa Selección campeona juvenil, Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Lionel Messi, Sergio Agüero y Fernando Gago aún son convocados por el entrenador Alejandro Sabella. Pablo no volvió a vestir la camiseta albiceleste.

¿Qué jugador es el referente de Vitti? Su respuesta: La ‘Pulga’. Esa coincide con la de millones de argentinos.

Pero a diferencia del resto, su admiración por el futbolista del Barcelona de España no solo es como hincha y argentino, sino por los recuerdos que tiene y la convivencia que mantuvo, donde pudo conocerlo de cerca.

Apoyo familiar

Un tatuaje vistoso luce Vitti en su pierna derecha. Unas letras casi indescifrables. “Es alfabeto élfico”, confesó el jugador.

Se tatuó las iniciales de los nombres de las personas más importantes de su vida. Rubén, su papá; Olga, su mamá; Giorgina, su hermana; y Delfina, su abuela.

Su familia es su bastión. Por ahora están en Rosario, pero su padre vendrá a Quito la próxima semana, para acompañarlo, como es usual cuando Pablo está en otro país.

“Él (papá) ve mis partidos por Internet y se queja que la señal se corta o no es clara, viene a acompañarme y a conocer el club, el resto de la familia vendrá a finales del año”, contó.

Ahora está cómodo y adaptado a Quito. Ya superó el tema de la altitud. Rápidamente hizo amigos, sobre todo con sus compatriotas Ezequiel Luna, Ariel Nahuelpan y Claudio Bieler. “El ‘Taca’ me recibió desde un principio, me ayudó bastante, me traía, me llevaba y hasta me contó todo de acá”.

En las tardes o días libres se reúne con los argentinos a ver los partidos de la Selección de Argentina, cenar y tomar mate.

El ‘Patón’ Edgardo Bauza, que lo contactó cuando jugaba en el Querétaro, el primer semestre de este año, lo está conociendo. Él DT ya sabía de su trabajo cuando estuvo en Rosario. Así llegó hace dos meses (27 de julio) para ocupar el puesto de Damián Manso.

“ Aparte de las cosas buenas que hizo Manso, soy otra persona, otro jugador y vengo a hacer mi propia historia en Liga de Quito”, sentenció el argentino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)