14 de febrero de 2018 00:00

'La nueva generación brindó espectáculo al Ecuador Open 2018'

El campeón Roberto Carballés Baena y Fabricio Valdivieso, director del torneo. Foto: Ecuador Open

El campeón Roberto Carballés Baena y Fabricio Valdivieso, director del torneo. Foto: Ecuador Open

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Martha Córdova
Redactora (D)

No miró ningún partido completo, ni siquiera la final, pero guarda de recuerdo una foto con el francés Gael Monfils. Fabricio Valdivieso, director general del ATP 250 Ecuador Open, terminó el torneo cansado, pero con una gran sonrisa en el rostro.

“El supervisor general de la ATP, Lars Graff, entregó el mejor informe de organización, jamás en mi trayectoria de casi 30 años he recibido tantos halagos juntos”, dijo Valdivieso, guayaquileño de 62 años.

Su felicidad tiene una respuesta: “En esta cuarta edición del Ecuador Open hicimos historia. Nunca antes llegó al país un grupo de jugadores de tanta jerarquía y calidad. Es un torneo para recordarlo por muchos años”, indicó.

En efecto, esta edición reu­nió a 4 jugadores ‘Top’ 50, 11 ‘Top’ 100 y fue un jugador que se inscribió en el cuadro de clasificación quien logró el título. “Fue un torneo donde primó el espectáculo, el hecho que hayamos reunido a tantas figuras no garantizaba que uno de ellos iba a lograr el título. Fue la nueva generación del tenis la que dio grandes sorpresas”.

Se refiere al hecho que Roberto Carbellés Baena, de 23 años, se proclamó campeón luego de derrotar a dos favoritos, el español Albert Ramos Viñolas, quien ocupa el puesto 21º en el escalafón mundial y el italiano Paolo Lorenzi, en el 44º. Carballés es 106º en la ATP y por error no se inscribió para el cuadro principal, llegó a Quito para buscar su cupo y jugó el cuadro de clasificación.

“La ATP destaca mucho la irrupción de esta nueva generación, incluso organiza un torneo al final de la temporada, porque hay mucha calidad y mucho ímpetu en su juego”.

Quito pudo mirar parte de ese ímpetu con jugadores como Andrej Martin de Eslovaquia, Corentin Moutet de Francia y Thiago Monteiro de Brasil. Los tres se encargaron de eliminar a jugadores como el español Pablo Carreño Busta (siembra 1), el croata Ivo Karlovic y el francés Gael Monfils.

“Todos estos resultados le dieron brillo al torneo, que se mantiene como el evento más importante en la historia del deporte en el Ecuador”, añadió Valdivieso, que vive el tenis desde que tenía 14 años.

Fue juez internacional antes de organizar torneos de tenis en el país. Primero se hizo cargo de las series de Copa Davis y luego de los Torneos Challenger en Quito, donde realizó 20 torneos antes de dar el gran paso al ATP 250 Ecuador Open.

Sobre la final entre dos tenistas españoles, Carballés y Ramos Viñolas, Valdivieso dijo que en algún momento iba a producirse, pues “cada año llegan al torneo entre cinco y seis tenistas de ese país. Ellos ya se convencieron que para jugar en altitud basta con adaptarse, por eso vienen con días de anticipación”.

Dijo que hubo un alto número de televidentes españoles para la transmisión por televisión del partido final que se realizó en el Jacarandá.

Se tomó este largo feriado de Carnaval para descansar, luego de seis meses agotadores, para ponerse a planificar el evento del 2019.

“En los dos últimos años el torneo ha coincidido con estas fechas de feriado, ha mermado la asistencia en las jornadas finales, pero hay mucho interés por este torneo; Quito y el país, cada vez se han apropiado más de este torneo”.

Como Director de ATP 250 acudirá a varios torneos internacionales para hacer contactos con jugadores e invitarlos a jugar el Ecuador Open.

“Así hicimos con varios de los tenistas que llegaron esta vez, uno de ellos Gael Monfils, a quien no lo había conocido antes, pero muy humilde. Se fue muy agradecido con el trato y la afición, que lo acogió con gran entusiasmo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)