31 de December de 2010 00:00

No hay libertad sin respeto al criterio de los demás

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Mi libertad la ejerzo haciendo lo que amo; es decir, jugando y enseñando tenis de mesa.

Este deporte me ha permitido conocer diferentes países del mundo e interrelacionarme con los deportistas de esas naciones. Me dio alumnos, amigos, maestros, con quienes comparto la libertad.

A mis dirigidos les inculco una libertad con responsabilidad, siendo exigentes consigo mismos para lograr los objetivos planteados en el deporte y en los estudios.

El microtenis es una filosofía de vida, en donde es posible realizarse como personas. Me siento libre cuando hago lo que quiero sin que eso afecte a los demás.

Por la libertad que tengo, aunque parezca contradictorio, ni siquiera ejerzo la profesión de ingeniero agrónomo, lo cambié por la profesión de entrenador de tenis de mesa. Es más, ahora mis estudios están encaminados al entrenamiento deportivo.

No hay libertad sin respeto. Uno de los pilares para sentirse libres está en respetar a los padres, a los superiores y el criterio ajeno. Con tolerancia y prudencia se puede vivir en armonía.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)