28 de agosto de 2016 10:23

Rosberg gana en Bélgica y Hamilton fue tercero a pesar de salir al último

El piloto  Nico Rosberg celebra con un salto en el podio su triunfo en Bélgica. Están también Daniel Ricciardo (izq.) y Lewis Hamilton (der.). Foto: Srdjan Suki/ EFE

El piloto Nico Rosberg celebra con un salto en el podio su triunfo en Bélgica. Están también Daniel Ricciardo (izq.) y Lewis Hamilton (der.). Foto: Srdjan Suki/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 14
Agencia DPA

El alemán Nico Rosberg, a bordo de su Mercedes, se impuso hoy de punta a punta en el accidentado Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1, aunque no pudo recortar demasiada distancia en el campeonato mundial porque su compañero de equipo, Lewis Hamilton, finalizó tercero pese a largar en la última fila.

Rosberg dominó la prueba sin inconvenientes y no se vio afectado por los incidentes que tuvo la carrera, entre ellos la bandera roja que interrumpió la prueba por un fuerte accidente protagonizado por el danés Kevin Magnussen. Tampoco resultó afectado por el roce que tuvieron justo detrás suyo el alemán Sebastian Vettel, el finlandés Kimi Raikkonen y el holandés Max Verstappen en la primera curva de la competencia. "Fue un gran fin de semana y estoy muy feliz por este resultado", afirmó Rosberg después de su sexto triunfo del año y el vigésimo de su carrera.

"Ganar en un circuito legendario como éste es fantástico", añadió el alemán. En cambio, el que sí se beneficio de todos los incidentes fue Hamilton, que llegó tercero y sólo perdió diez puntos en la pelea por el certamen. Segundo terminó el Red Bull del australiano Daniel Ricciardo, el otro gran afortunado de los inconvenientes que hubo en el arranque de la prueba. "Fue un fin de semana increíble, nunca había vivido algo así", expresó Hamilton, que había partido en la última fila por un cambio de motor en los entrenamientos.

"En mi mente, quería llegar en el top ten. Pensaba que un octavo puesto podía estar bien. Así que estoy muy feliz", indicó el británico. "Fueron pasando cosas sin que yo hiciera demasiado. Pude pasar algunos autos en el comienzo, pero después había que mantenerse fuera de los problemas. Yo no pasé 18 autos, muchos puestos los gané por otros motivos. Pero por suerte al final todo dio frutos", indicó el vigente campeón del mundo, que se fue a la carrera de la próxima semana en Monza con nueve puntos de ventaja sobre Rosberg. Detrás de los tres líderes se encolumnaron los Force India de Nico Hülkenberg y el mexicano Sergio Pérez, por delante de Vettel y el español Fernando Alonso, que remontó hasta el séptimo lugar con su McLaren después de haber salido junto a Hamilton en la última fila de la parrilla. "Tuvimos mucha suerte de no estar involucrado en ningún problema", explicó Alonso sobre su actuación. Una de las claves de la carrera estuvo en largada. Por más que los dos Ferrari de Vettel y Raikkonen partieron muy bien y pudieron adelantarse a Verstappen, la primera curva resultó fatídica para la escudería italiana.

El joven holandés intentó recuperarse de la mala salida y metió la trompa de su Red Bull por dentro del bólido de Raikkonen, que no pudo evitar el roce y también terminó tocando a su compañero Vettel, que venía doblando por afuera. "Tuve mucha mala fortuna, las dos Ferrari no me dieron nada de lugar", se lamentó Verstappen, que finalizó la prueba undécimo, con muchos inconvenientes con los neumáticos. "Vi la repetición y creo que no podía hacer otra cosa", indicó por su parte el finlandés.

El incidente obligó a los tres a parar en los boxes y a cambiar todo el panorama de la competencia, ya que las accidentadas primeras vueltas también dejaron fuera de carrera al español Carlos Sainz, al británico Jenson Button, al alemán Pascal Wehrlein y al sueco Marcus Ericsson por distintos incidentes. A esa altura, Alonso y Hamilton ya se habían acomodado entre los diez primeros. Adelante, Rosberg mandaba con autoridad, seguido por el sorprendente Force India de Hülkenberg y por el Red Bull de Ricciardo. Sin embargo, cuando los pilotos todavía se estaban reagrupando y los equipos estaban rearmando su estrategia, el danés Magnussen se salió de pista con su Renault, lo que provocó la interrupción de la prueba con bandera roja. Si bien el danés bajó por sus propios medios aunque dolorido en el tobillo, su bólido quedó destruido y los organizadores pararon la prueba para limpiar la zona y reparar los elementos de seguridad dañados.

Más tarde, su equipo informó que sólo sufrió un corte en el tobillo izquierdo. Tras la reanudación, Rosberg volvió a escaparse, seguido por Ricciardo y por Hamilton, que muy rápido se deshizo de Alonso y de Hülkenberg. A pesar de los cambios de neumáticos y los intentos de Vettel y Raikkonen por remontar, ya no hubo demasiados cambios y Rosberg se encaminó a un triunfo muy cómodo, aunque el negocio lo terminó haciendo Hamilton de cara a la carrera de la próxima semana en Monza. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)