16 de noviembre de 2017 00:00

Neblina y lluvia en la tercera etapa de la Vuelta Automovilística del Ecuador

El Mitsubishi Evolution IX con el que participarán Paúl Zea (der.) y su copiloto, Juan Carlos Núñez (izq.). Esta pareja lleva seis años compitiendo

Paúl Zea abandonó la vuelta al romperse la caja de cambios en el páramo de Gallo Rumi, Guaranda. 

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Redacción Sierra Centro  (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La tercera etapa de la Vuelta Automovilística del Ecuador fue completada por 32 de los 41 pilotos que iniciaron la prueba en Ambato y finalizó en Riobamba. Los conductores tuvieron que enfrentar las adversidades del clima en los páramos de Tungurahua, Bolívar y Chimborazo.

La lluvia, neblina y frío estuvieron presentes en cuatro de los cinco tramos que se corrieron en caminos de asfalto, tierra y piedra. Los comisarios de la Federación Ecuatoriana de Automovilismo y Kartismo (Fedak) no suspendieron ningún prime de velocidad.

A pesar de estos obstáculos, los hermanos Juan y Sebastián Guerrero lideraron la tercera etapa y la clasificación general de la competencia de rally. Los pilotos cuencanos continúan imponiendo los mejores tiempos como en la primera y segunda etapa de la vuelta.

“Mi hermano Juan estuvo preciso en la lectura de la hoja de ruta que fue elaborada con prolijidad y cuidando todos los detalles que hay en la vía”, aseguró el piloto Sebastián.

La Vuelta Automovilística se inició ayer en el sector de Aguajan, al sur de Ambato. Los 15 primeros kilómetros fueron de asfalto y de ascenso hacia la comunidad indígena de Chibuleo. El clima favoreció a los pilotos hasta pasar el trayecto entre la plaza de Yanzaputzan con la comuna de Llangahua.

La neblina y la lluvia se hicieron presentes en el sector de El Arenal, ubicado en la Reserva de Producción Faunística Chimborazo. El piloto Paúl Zea indicó que en 5 kilómetros de los 92 que recorrieron entre El Arenal - Simiatug (Bolívar) estuvieron con una espesa neblina.

Recorrido la mitad de los primes de velocidad los pilotos comenzaron a tener problemas con el motor, los frenos, la caja de cambios, parabrisas y otras partes de los autos de rally. Ante esto y de acuerdo con la programación de la Fedak se hizo una parada de asistencia obligatoria en el cantón Guaranda.

Este espacio fue aprovechado por las autoridades locales para entregar reconocimientos a los ganadores de las diferentes categorías y a la Fedak.

La prueba de rally se reanudó con lluvia en el sector Gallo Rumi. Zea y Rodrigo Agama no lograron llegar a la zona de control en el sector de San Juan (Riobamba). Los conductores de la categoría N4 informaron que los compañeros estaban ubicados en los extremos de la carretera.

Renato Paredes, comisario de la Fedak, indicó que la decisión de los organizadores de utilizar pisos de tierra fue acertada. “Nos acompañó la lluvia pero la carretera está en buenas condiciones y ahí se puede observar la pericia del conductor”, aseguró Paredes.
La competencia se reanuda hoy con los primes de velocidad entre las localidades de Yaruquies-Colta, Guamote-Totorillas y Gualunguayco-La Moya. Los pilotos ingresan al sur del país con la ruta Zhud-Chancay, Cañar-La Salle y Las Chozas-La Cárcel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)