25 de February de 2013 00:01

Nadal es un imán en Acapulco

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ocho años después de su última visita, el español Rafael Nadal regresa a un Acapulco muy diferente al que conoció, golpeado por la violencia e incluido entre las ciudades más peligrosas de México. El rey de la arcilla conquistó el certamen de Acapulco en el 2005, con 18 años, cuando comenzaba a despuntar y a figurar entre los mejores 50 del mundo.

'Rafa' vuelve a su primer amor polvoriento con la esperanza de llegar a su tercera final consecutiva y sumar su segundo título en el 2013. El balneario de Acapulco recibió el viernes al número cinco del mundo como a una verdadera superestrella, pero bajo estrictas medidas de seguridad debido a la violencia que se ha incrementado en las últimas semanas.

Acapulco, puerto del Pacífico mexicano ubicado a unos 400 kilómetros al sur de Ciudad de México, figura ya entre las ciudades más peligrosas del país, junto con Tijuana, Ciudad Juárez, Guadalajara, Cuernavaca, Cancún y Monterrey.

En los últimos seis años han sido asesinadas unas 70 000 personas en México, según estimaciones oficiales, en hechos vinculados con la violencia de organizaciones criminales. Dos semanas atrás, seis españolas residentes en México fueran violadas en una casa de playa de Acapulco por varios hombres armados y encapuchados que se metieron a robar.

El sábado, un ciudadano belga de aproximadamente 60 años fue asesinado en una plaza comercial. Debido a la violencia, más de 4 000 agentes de seguridad custodian el hotel sede, zonas aledañas y la residencia particular destinada para Nadal durante el torneo que comienza mañana.

"Tenemos el apoyo en el perímetro exterior de todos los niveles de gobierno, la Marina, Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional) y Policía Federal, haciendo recorridos constantes en el Paseo de las Palmas, por el Bulevar de la Naciones y en todas las partes cercanas al complejo", dijo el director de seguridad del certamen, Manuel Vergara.

"Tenemos un grupo de protección vip para todos los deportistas participantes; contamos con un grupo de gente para el control de los accesos y el apoyo de la Policía Turística", abundó.

Nadal arribó el viernes a Acapulco cuando el torneo cumple 20 años de vida, convertido en un certamen de categoría Open 500, con 500 puntos para el 'ranking' mundial y más de USD 1,2 millones en premios.

Una semana después de su triunfal regreso a Brasil, donde conquistó su primer título después de una larga ausencia en las canchas debido a una doble lesión de rodillas, Nadal fue recibido como una verdadera superestrella.

Las 8 000 localidades del estadio estarán agotadas. Su triunfo en Sao Paulo, logrado tras superar a David Nalbandian 6-2 y 6-3, representó el título 51 de su carrera.

Fue el primero desde hace dos semanas, cuando volvió al circuito del que se mantuvo alejado más de siete meses. En su debut perdió la final en Viña del Mar ante el argentino Horacio Zeballos.

A pesar de su triunfo en Sao Paulo, el ganador de 11 títulos de Grand Slam llega a las playas del Pacífico con dudas sobre sus rodillas, que podrían empujarle a tomarse el futuro con "un poco más de calma" y saltarse los dos grandes certámenes de marzo, Indian Wells y Miami, para no arriesgar su físico, debido a que ambos se juegan sobre cemento.

Indian Wells y Miami son los primeros Masters 1000 de la temporada. En el primero defiende al título, y los dos son importantes en la búsqueda de sumar puntos para el escalafón mundial.

En caso de borrarse de los dos torneos de Estados Unidos, su regreso al circuito se produciría a mediados de abril en Europa. Además, el ganador de la medalla de oro en los Olímpicos de Pekín 2008 arriba al balneario quejándose de la ATP por las condiciones del circuito y por jugar en superficies agresivas como el cemento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)