14 de February de 2010 00:00

Música y fantasía en la inauguración

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Vancouver.

Con un alucinante espec-táculo que combinó fantasía, tecnología de punta y buena música, Vancouver concretó un sueño de cuatro años y miles de millones de dólares al dejar inaugurados los XXI Juegos Olímpicos de Invierno.

La cita deportiva cuatrienal se puso en marcha oficialmente con las palabras de apertura de la gobernadora general de Canadá, Michaëlle Jean, descendiente de inmigrantes haitianos radicados en Columbia Británica.

“Declaro abiertos los Juegos de Vancouver, que celebra los XXI Juegos Olímpicos de Invierno”, dijo Jean a una multitud de 60 000 entusiasmadas personas en el BC Stadium de Vancouver.

Poco después, el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) , Jacques Rogge, rindió tributo al esfuerzo de los canadienses para organizar los Juegos y recordó a todos los atletas su responsabilidad de servir como modelos de conducta. Los Juegos reúnen, hasta el 28 de febrero, a 2 762 deportistas (1 660 hombres y 1 102 mujeres) de 82 países, que competirán por los 86 juegos de medallas en 15 disciplinas.

Y dentro de gigantismo participativo se pierde el aporte de la representación latina, a cargo de dos decenas de atletas de Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Colombia, estos dos últimos debutantes en las citas invernales cuatrienales.

La ceremonia de apertura, que por primera vez se realizó en un estadio cubierto, fue dedicada a la memoria del atleta de luge de Georgia, Nodar Kumaritashvili, quien falleció horas antes de la apertura de los Juegos, durante un entrenamiento en la subsede montañosa de Whistle.

Canadá hizo una fuerte apuesta de casi USD 1 700 millones en la ruleta olímpica, esperanzado recuperar la inversión mediante el turismo, los derechos de transmisión de los Juegos y otros rubros, muchos de los cuales espera empiecen a dejar réditos al terminar este certamen.

El descenso masculino de los Juegos Olímpicos de Vancouver, que ayer iba a entregar la primera medalla del esquí alpino, fue postergado a causa de la mala calidad de la nieve, según anunció la Federación Internacional de Esquí (FIS). La lluvia y la nieve caída en las últimas horas en Whistle dejaron la pista demasiado blanda y derretida. La prueba recién se disputará mañana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)