29 de junio de 2014 09:52

Tras infartante pase de Brasil, llegan Holanda-México y Costa Rica-Grecia

Holanda vs. México
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
AFP
Río de Janeiro

Dos equipos latinoamericanos, México y Costa Rica, pugnarán este domingo con los europeos Holanda y Grecia por dos boletos a los cuartos de final, donde ya esperan la sufrida Brasil y la Colombia del estelar James Rodríguez.

La segunda jornada de los octavos de final de Brasil-2014 ofrece a México y Costa Rica una nueva oportunidad para romper su tradicional muro mundialista.

El Tri ha caído en los octavos en las últimas cinco Copas del Mundo, mientras que para la Sele llegar a esta instancia en Italia-1990 fue el mejor resultado de su historia.

Para acabar con su 'maldición', México tendrá que batir a Holanda, actual subcampeona mundial, a las 13:00 locales (16:00 GMT) en el estadio Castelao de Fortaleza.

En la conferencia de prensa previa, el carismático técnico mexicano, Miguel 'Piojo' Herrera, reconoció el nivel de su rival y de su colega Louis Van Gaal pero no dejó entrever la más mínima duda en la victoria.

"Estamos confiados en que mañana será un partido difícil que vamos a ganar", recalcó el entrenador que ha revolucionado al Tri y se ha ganado portadas con sus espectaculares festejos en el banquillo.

El 'Piojo' se verá obligado a modificar por primera vez su alineación por la sanción del volante de contención José Juan 'Gallito' Vázquez, a quien relevará el veterano Carlos Salcido.

El resto del equipo será el mismo con el elogiado Guillermo Ochoa en la portería, el rejuvenecido Rafa Márquez como jefe de la zaga y Giovani dos Santos y Oribe Peralta de pareja ofensiva, con el goleador Javier 'Chicharito' Hernández en la recámara.

Aunque México ha tenido un buen inicio, venciendo a Croacia y Camerún y empatando con Brasil, Holanda parte como favorita en este duelo después de un trío de victorias ante España, Australia y Chile con el récord goleador del torneo: 10 tantos.

El también temperamental Louis Van Gaal recupera el domingo a su delantero estrella Robin Van Persie, ausente por sanción ante Chile.

La contundencia de Van Persie y la asombrosa velocidad del extremo Arjen Robben -ambos con tres goles anotados- son las grandes amenazas para la zaga azteca, que sólo ha encajado un gol. Van Gaal tiene una única baja por lesión, la del centrocampista del Norwich City Leroy Fer.

Pese a su inmaculada marcha en el torneo, Van Gaal afronta el partido en medio de críticas en su país por resultadista. Leyendas como Johan Cruyff le han reclamado que vuelva a emplear el clásico juego con extremos y de posesión del balón, y deje así de apostar por un contraataque que está siendo letal en Brasil.

Rivales inesperados 

El segundo choque del domingo lo disputarán Costa Rica, la gran revelación de la primera fase, y la aguerrida Grecia a las 17:00 locales (20:00 GMT) en el estadio Arena Pernambuco de Recife.

Tras acabar líder de un grupo con Inglaterra, Italia y Uruguay, la Sele es vista por primera vez como favorita ante Grecia pero ésta es una escuadra acostumbrada a destruir pronósticos. Los helenos lo volvieron a demostrar al clasificar a octavos con un gol de penal en el tiempo de descuento del último choque ante Costa de Marfil.

El seleccionador de Costa Rica, el colombiano Jorge Luis Pinto, ha insistido en que la gesta de sus jugadores en la primera fase ya es agua pasada y que Grecia siempre es un rival duro de roer, recordando su inesperado triunfo en la Eurocopa de Portugal-2004.

"Es un equipo que juega con mucha emotividad y hacerle un gol no es fácil", subrayó Pinto, que podría introducir un par de cambios en su equipo. El equipo 'tico' ya ha igualado su mejor actuación histórica en el Mundial, que eran los octavos de Italia-1990, y ahora espera que Recife sea de nuevo talismán como en su memorable victoria ante Italia.

Colombia sueña con James 

El Mundial de Brasil, festejado por su fútbol vistoso y ofensivo, no defraudó en su primera jornada de los octavos y se vistió de amarillo con los triunfos de Brasil y Colombia.

Los 200 millones de brasileños estuvieron al borde del infarto al ver que su selección era incapaz de derrotar a Chile en 120 minutos de juego, que concluyeron con empate a un gol.

El partido derivó en una taquicárdica tanda de penales, en la que el arquero Julio César fue el héroe y salvó la fiesta mundialista para el país anfitrión.

Chile, que había eliminado a España, se marchó con el sinsabor de las oportunidades perdidas, sobre todo un disparo al larguero de Mauricio Pinilla a falta de segundos para acabar la prórroga. Los jugadores de Brasil acabaron bañados en lágrimas al descargarse la descomunal presión que arrastran.

La siguiente parada de su camino hacia la sexta estrella serán los cuartos de final del 4 de julio ante Colombia.

La selección cafetera se deshizo con más facilidad de la esperada de la siempre competitiva Uruguay, que no pudo recuperarse del golpe sufrido con la expulsión de su estrella Luis Suárez por morder al italiano Giorgio Chiellini.

El joven y talentoso mediapunta James Rodríguez volvió a maravillar al anotar los goles del triunfo 2-0 ante la Celeste, el primero de ellos con una volea de museo.

Con cinco dianas y dos asistencias en cuatro partidos, por ahora no hay quien brille más en este campeonato que la joya colombiana

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)