21 de junio de 2016 09:58

Cuatro mujeres 'enamoradas' del boxeo se forman en el gimnasio de Cotocollao 

En el gimnasio de boxeo de Cotocollao. De izquierda a derecha están Erika Pachito, Jesica Centeno, Shirley Santillán y Mishel Guaranda. Foto: Santiago Ponce/ EL COMERCIO

En el gimnasio de boxeo de Cotocollao. De izquierda a derecha están Erika Pachito, Jesica Centeno, Shirley Santillán y Mishel Guaranda. Foto: Santiago Ponce/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Santiago Ponce

Cuatro campeonas juveniles se entrenan en el gimnasio de boxeo de la Liga Barrial de Cotocollao bajo las órdenes del exboxeador Vinicio Cobo. Las deportistas son parte del semillero de 80 pugilistas, en las categorías sénior, juvenil y prejuvenil y que en los últimos tres años han conseguido varios títulos para Pichincha.

Erika Pachito, Jesica Centeno, Shirley Santillán y Mishel Guaranda tienen una historia similar: las cuatro llegaron al gimnasio de Cotocollao por decisión propia, sin que nadie les haya obligado hacerlo. Aunque todas coincidieron en que sus padres las apoyan desde el principio.

Las cuatro llegan puntualmente a las cinco de la tarde y junto con otras cinco damas se visten con su respectiva indumentaria y se mezclan entre los cerca de 20 varones quienes las acompañan y les sirven de sparring hasta las 19:30 que concluye su entrenamiento.

Para su entrenador, que las mujeres entren al ring a pelear contra los varones les ayuda a soportar los golpes de mejor manera. "Sí existe diferencia en la manera de golpear de las mujeres y los hombres", manifestó.

El boxeador profesional Diego ‘Impacto’ Quiñonez, hijo del fallecido pugilista Jaime ‘La Bestia’ Quiñónez, se formó en este barrio y colabora con Cobo durante las prácticas de los deportistas en formación. 

Boxeo mujeres Cotocollao foto dos


Erika Pachito
con 21 años de edad es la más ala de todas, con 1.78 metros de estatura hace suponer que se trata de una jugadora de baloncesto pero ella dice que está acostumbrada a los golpes y que nunca le gustó otro deporte pese a que practicaba fútbol en la escuela.

En su primera experiencia como boxeadora amateur consiguió el campeonato nacional juvenil en el 2013 y en el 2014 repitió un campeonato en la categoría sénior (mayores de 18 años). Ella practica boxeo desde los 18 años y se confesó ser hincha de Barcelona Sporting Club

En la misa categoría está Jessica Centeno quien comenzó a boxear desde los 15 años y en cuatro años ya tiene dos títulos nacionales, un vicecampeonato sudamericano en Lima, en el 2013 y un segundo lugar en el torneo Juventud en Chile, en el 2014.

“Yo vine a entrenar acompañándole a una amiga que ya estaba en el gimnasio me gustó mucho y me quedé. El profesor (Vinicio Cobo) me dijo desde el comienzo que yo podía llegar a ser campeona”, comentó Jessica Centeno cuyo siguiente objetivo es graduarse de Licenciada en Educación Física.

En la categoría damas juvenil (17 y 18 años) Shirley Santillán es una de las mejores representante del gimnasio. “Yo siempre veía las películas de Rocky y me llamó la atención el boxeo un día pase por este gimnasio y decidí quedarme. La joven practica boxeo desde los 15 años y quiere dedicarse por completo a esta disciplina. Ella obtuvo la medalla de plata en los Juegos Nacionales de Carpuela, en el 2014.

Finalmente, la promesa del boxeo, en la categoría prejuvenil es (14-16 años), es Mishel Guaranda quien obtuvo medalla de oro en los Juegos Nacionales del 2014 y de plata en el Campeonato Nacional. Su padre Juan Carlos Guaranda practicó boxeo, en su juventud, en el gimnasio de la Tola y para Mishel es un impulso saber que puede llegar a ser como su progenitor.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)