13 de septiembre de 2016 15:53

Morteza Mehrzad, el iraní de 2,46 m que conquista Río 2016 en el voleibol 

Morteza Mehrzad, jugador de Irán, es el participantes más alto en los Paralímpicos de Río 2016. Foto tomada de la cuenta de Twitter  @ParaVolley

Morteza Mehrzad, jugador de Irán, es el participantes más alto en los Paralímpicos de Río 2016. Foto tomada de la cuenta de Twitter @ParaVolley

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia EFE

Morteza Mehrzad, con sus 2,46 metros, está siendo una de las sensaciones deportivas de los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro en los que su selección, Irán, ha pasado a ser la máxima favorita al oro en la modalidad de voleibol sentado ganando con contundencia a sus primeros rivales.

Mehrzad no pasa desapercibido ni para sus rivales ni en la Villa Olímpica, dónde destaca entre sus compañeros de equipo y el resto de deportistas, puesto que es el más alto de todos los que compiten en Río de Janeiro.

El jugador iraní sufre acromegalia, una enfermedad crónica que le produjo demasiada hormona de crecimiento en el cuerpo durante la adolescencia. Cuando tenía quince años sufrió una lesión en la pelvis, a consecuencia de un accidente con la bicicleta, y su pierna derecha dejó de crecer al ritmo que la izquierda.

Su altura, pese a que practica el voleibol sentado, le permite ser el jugador más destacado de su equipo, bloquear balones y rematar con facilidad para anotar puntos ante el asombro de sus rivales.
Irán, que ha ganado cinco oros en los Juegos en esta modalidad, el último en 2008, perdió el último Mundial con Bosnia, vigente campeona paralímpica.

En el segundo partido del Grupo B en Río, Irán y Bosnia volvieron a medir sus fuerzas. La selección asiática, con Mehrzad como jugador destacado, se impuso con facilidad 3-0 al combinado balcánico, mismo resultado que obtuvo en el primer partido con China.


A falta de un último partido de la fase de grupos contra Ucrania, Irán ha recuperado el cártel de favorito para colgarse el oro gracias a jugadores como Mehrzad, una auténtica torre de 2,46 metros que defiende y ataque a partes iguales y está causando sensación sobre las pistas de Riocentro.

Hadi Rezaei, seleccionador nacional de Irán, lo tiene claro: "Queremos que Mehrzad sea el mejor jugador del mundo en dos años". 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)