6 de January de 2013 00:02

Cada minuto cuenta en los equipos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

D ecir que la preparación física en la pretemporada es fundamental para afrontar el resto del año ya es un tema conocido. El problema radica en que la exigencia del fútbol moderno demanda un trabajo efectivo en un tiempo corto de preparación.

Ese es el reto que deben afrontar los preparadores físicos de los clubes desde estos días, cuando los jugadores vuelven a entrenarse. El plazo se vuelve corto porque el inicio del campeonato local está previsto para el 27 de este mes. Además de que hay equipos como Barcelona, Emelec y Liga (Q), que en este primer semestre afrontarán la Copa Libertadores.

La tarea a contrarreloj empieza con los chequeos médicos y físicos. Este es el punto de partida para determinar el estado del futbolista antes de cualquier ejercicio. Aunque, según Hólger González, ex preparador físico de la Selección y de El Nacional, esa tarea no tendría que ser difícil si “los jugadores son verdaderos profesionales”.

González argumenta que el futbolista debería “estar consciente de que es un deportista de alto rendimiento”. Por ello, no puede tomar las vacaciones exclusivamente como tal. “El cuerpo es su herramienta de trabajo”. Lo ideal sería que el deportista se mantenga en actividad, que salga a trotar, aunque esté en fechas libres.

Con las evaluaciones y los chequeos, el cuerpo médico y el preparador físico del equipo conocerán el estado real de los jugadores. Así, podrán determinar las cargas de trabajo de forma grupal e individual, y la alimentación adecuada durante el inicio de la pretemporada, cuando el trabajo es intenso.

Sixto Curipoma, fisioterapista de la Selección, recuerda que ningún cuerpo se parece a otro. “Cada uno tiene una valoración, sabe asimilar los trabajos. Las lesiones musculares que se producen en su mayoría son porque los jugadores no hacen el ejercicio adecuado”.

La pretemporada se divide en tres etapas. Para resumirlo, en la primera los jugadores se exigen al máximo con ejercicios físicos, de resistencia. En la segunda se potencia la musculatura y la explosividad del jugador, combinado con trabajos con balón en espacios reducidos. Y en la tercera, entra la parte futbolística y táctica, ya bajo el mando total del técnico.

González lo dice con un tono burlesco: “De seguro hay jugadores que se ‘indisciplinaron’ en vacaciones de Navidad y Fin de Año. En esas épocas beben y comen bastante y han de llegar a los clubes pasaditos de peso”.

Pero como el tiempo es corto, en Liga (Q), por ejemplo, trabajarán a la par en la parte física con la futbolística. José di Leo, asistente técnico, indicó que durante la primera semana, el plantel albo se entrenará a doble jornada en lo físico. El DT Edgardo Bauza arribará a Quito el próximo jueves y desde entonces combinarán lo físico con lo futbolístico y táctico en las prácticas diarias. A esto se sumarán los partidos amistosos.

En el mundo, los clubes también se ven presionados por la inmediatez. Los tiempos se acortan por las competencias locales e internacionales a escala de clubes y selecciones, un hecho del que Ecuador no está exento.

Duffer Alman, ex preparador físico de la Tri, sostiene que el tiempo ideal de pretemporada lo marca el cuerpo técnico con una debida planificación. Es decir, con las evaluaciones sabrá el estado de los integrantes del plantel y sabrá en qué momento podrá estar listo para la alta competencia.

El profesional recordó que hasta hace algunos años, los clubes ecuatorianos tenían aproximadamente un mes y medio para cumplir con este proceso precompetitivo. “Solo la calidad de un buen trabajo garantizará una buena preparación, ya no la cantidad”, sostiene.

Tampoco es necesario que los equipos viajen a la playa o a sitios especiales para cumplir con la pretemporada. Ahora, lo pueden hacer en sus propios complejos. “Si los entrenadores deciden irse a otros sitios es más por aislar a sus jugadores de los periodistas, de los hinchas. Se busca un ambiente relajado, nada más”, aseguró Alman.

Los futbolistas admiten que el éxito de la pretemporada depende de sí mismos. “Yo vengo con ritmo de competencia, porque estuve jugando en mi último club. Al terminar el año deportivo, me mantuve en actividad en casa. Solo me queda adaptarme a la altitud”, refirió por ejemplo el zaguero argentino Ignacio Canuto, de Liga (Q).

En definitiva, los preparadores físicos requieren de un trabajo planificado, de calidad y específico para alistar a sus pupilos.

La planificación Barcelona,  el actual campeón, empezó ayer su pretemporada. Mañana viajará a El Oro para entrenarse.

Liga (Q),  El Nacional, D. Quito, D. Cuenca y Macará iniciaron sus entrenamientos entre jueves y viernes.

Emelec viaja  hoy a Buenos Aires (Argentina) para entrenarse hasta el 24 de enero. Allá jugará tres amistosos.

La U. Católica  y Deportivo Quevedo practicaron desde el final del año pasado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)