21 de diciembre de 2017 09:42

El Milan, una crisis sin fin

El exprimer ministro de Italia Silvio Berlusconi completó este 13 de abril del 2017 la venta del club AC Milan.

El exprimer ministro de Italia Silvio Berlusconi completó este 13 de abril del 2017 la venta del club AC Milan. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Malos resultados, una hinchada enfadada y una situación financiera que podría llevar al club a la ruina. Así es el presente del AC Milan, uno de los clubes de fútbol con más historia a nivel internacional.

Los 'rossoneri' ganaron su último título de la Liga italiana en 2011 y para el anterior hay que remontarse a 2004. En total, dos Ligas en 18 años. Además, desde que conquistó su séptima Copa de Europa en 2007 no ha superado los octavos de final de la competición de clubes más importante del mundo. El regreso a los años de gloria parece todavía lejano.

Silvio Berlusconi
no pierde la oportunidad para despotricar contra el que fuera su club. "Sufro y siento un gran dolor viendo que las cosas no van como deberían", dijo el miércoles por la noche en una entrevista televisiva el antiguo dueño del club y exprimer ministro italiano.

Razón no le falta: los obstáculos son diversos y hay mucho que no encaja más allá de los resultados. Aunque los nuevos dueños chinos del Milan realizaron compras multimillonarias en el último mercado de fichajes, las consecuencias no son las esperadas. En la Serie A, el equipo ocupa la octava posición después de 17 jornadas.

Tras siete victorias, siete derrotas y tres empates, tiene 24 puntos y está a 18 del líder, el Napoli. Y los puestos que dan acceso a la Champions de la temporada siguiente están a 14 unidades. Pero quizás eso no sea lo peor: el dolor de los aficionados es casi mayor por la imagen que da el equipo.

El Milan empató a principios de diciembre 2-2 con el Benevento, un equipo que llevaba 14 derrotas seguidas. Sumado a eso, el gol del empate para el último de la tabla lo marcó el portero. Este domingo, el Milan cayó 3-0 con el Hellas Verona, penúltimo de la clasificación. Esos dos resultados llegaron después de un cambio en el banquillo.

Gennaro Gattuso sustituyó a vincenzo Montella, pero el carisma del excentrocampista 'rossonero' todavía no se hizo notar en el campo. "Tenemos que disculparnos y entender por qué ocurren estas cosas: hemos hecho un mal trabajo", señaló Gattuso tras la derrota de domingo ante el Hellas Verona.

Para Berlusconi, los 230 millones de euros que se gastaron entre julio y agosto no sirvieron para traer a ninguna estrella. A los ojos del ex 'cavaliere', sólo Giacomo Bonaventura, Suso y el portero Gianluigi Donnarumma ofrecen algo diferente. Para colmo, el equipo se arriesga a una sanción de la UEFA por el posible incumplimiento del 'fair play financiero'.

Como gastó más de lo que ingresó, el Milan podría ser suspendido de las competiciones europeas en el futuro. "El AC Milan continuará siendo objeto del proceso de supervisión en curso y la situación se volverá a evaluar en los primeros meses de 2018", señaló la UEFA en un comunicado la semana pasada, después de rechazar las primeras cuentas que presentó el club milanés.

Y esto lleva al último eslabón de la cadena de desgracias: el nuevo propietario del Milan. "Cuando el empresario chino Li Yonghong compró el Milan, el mundialmente conocido club italiano, casi nadie en Italia había oído hablar de él", recordó recientemente 'The New York Times'.

Pero en China tampoco es un personaje conocido. Además, la mina de fosfato de la que procede aparentemente su riqueza tiene un nuevo dueño que al parecer no quiere saber nada de Li. Si a la falta de éxito sobre el césped se añade una crisis financiera, cuesta imaginarse al Milan recuperando la gloria perdida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)