10 de junio de 2017 11:40

México vs EE.UU., el clásico de Concacaf con la mente puesta en Rusia

Jugadores de México festejan un gol en el cotejo ante Honduras por las eliminatorias el 8 de junio del 2017. Foto:  Pedro Pardo/ AFP

Jugadores de México festejan un gol en el cotejo ante Honduras por las eliminatorias el 8 de junio del 2017. Foto: Pedro Pardo/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

La selección mexicana de fútbol recibe mañana a su similar de Estados Unidos en el clásico de la Concacaf por la sexta fecha de laseliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018.

Aunque se enfrentarán en el mítico Estadio Azteca, ambos equipos tienen los ojos puestos en Rusia: México podría quedar virtualmente clasificado al Mundial con una victoria, que además le daría cierta tranquilidad para viajar a la Confederaciones que se jugará próximamente en ese país.

Los mexicanos, dirigidos por el colombiano Juan Carlos Osorio, marchan invictos en este ciclo mundialista y no piensan en quitar el pie del acelerador, como advirtió el jugador Jonathan Dos Santos. "El partido del domingo nos lo tomamos con la misma seriedad que hoy (jueves), y como hoy, saldremos a ganar", aseguró el mediocampista del Villarreal a la cadena TDN el jueves pasado. Osorio dio descanso a varios de sus mejores jugadores, tales como Javier 'Chicharito' Hernández, Andrés Guardado y Héctor Moreno, para que puedan disputar el clásico descansados y en mejor forma.

Después de una cómoda victoria ante Honduras por 3-0, los dirigidos por Osorio ya piensan en Estados Unidos y en una posible clasificación a Rusia 2018. "Pudimos vencer a Honduras guardando jugadores importantes ante Estados Unidos, que será un partido muy importante para nosotros. Vamos a dejar todo para ganarlo y acercarnos al objetivo de la clasificación", aseguró Osorio. "Si nosotros pensamos en ellos, ellos también deben estar pensando en la selección mexicana", puntualizó."Por el momento emocional que vivimos, la cohesión del grupo, cómo estamos jugando, hace que cualquier rival tenga problemas para enfrentarnos", concluyó Osorio.

Con la mitad de los partidos disputados, el combinado mexicano lidera el hexagonal final de Concacaf (Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol)con 13 puntos, por encima de Costa Rica (8) y EEUU (7), que completan la zona de acceso directo al Mundial. Panamá (6) se encuentra en zona de repechaje y el martes recibirá a Honduras para pelear por un boleto a Rusia sabiendo qué resultado necesita para mantener el ritmo de los estadounidenses.

Estados Unidos, por su parte, avanzó una casilla en el hexagonal la fecha pasada y ya está en zona de clasificación, pero quiere sumar puntos para no perder el paso de los primeros lugares en su visita a una cancha donde nunca pudo ganar de manera oficial y apenas consiguió dos empates (en 1997 y 2013).

"Tenemos el plan listo, sabemos muy bien lo que haremos ante México, vamos con la mente puesta en lograr al menos un punto", declaró el entrenador de Estados Unidos, Bruce Arena, en la previa del encuentro. "Quizá tengamos que hacer algunos cambios, necesitamos gente fresca el domingo.

La altitud será un problema, pero venimos trabajando en ese sentido desde la semana pasada", aseveró el norteamericano. Para ello, los estadounidenses contarán con su mejor jugador, que pasa un buen momento con su selección: Christian Pulisic.

El mediapunta de 18 años, que juega en el Borussia Dortmund de la Liga alemana, anotó el jueves los dos goles de su equipo en la victoria ante Trinidad y Tobago por 2-0. El conjunto de las barras y las estrellas busca también la revancha de la primera fecha del hexagonal, cuando los mexicanos los derrotaron 2-1 a domicilio el pasado noviembre en Columbus, Ohio, considerada una fortaleza invencible hasta entonces. "Será un partido difícil, pero podemos lograrlo, queremos una revancha de cuando nos ganaron", expresó Pulisic a la cadena "Fox Sports" después de su doblete. "Tenemos mucha confianza, saldremos de ahí también con una victoria", añadió con mucha seguridad. Aquel día, el "tri"rompió una racha de 44 años sin ganar en cancha de su vecino y máximo rival.

Estados Unidos no quiere esperar más y buscará devolverle la cortesía a México este domingo. "Para nosotros no hay partido más importante", expresó el mediocentro Michael Bradley, capitán estadounidense. "Con los tres puntos (ante Trinidad) estamos listos para ir y darle (a México) un partido de verdad en un estadio increíble", agregó. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)