30 de August de 2010 00:00

El mercado europeo fue más cauto para fichar a las estrellas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Deportes y AFP

Los USD 131millones que pagó Real Madrid por Cristiano Ronaldo hace un año o los 70 millones que pagó el mismo club merengue por el pase del volante Kaká resultaron impensables en esta temporada. Los clubes europeos decidieron no hacer inversiones tan fuertes para la temporada que empezó este fin de semana en Europa. De hecho, el fichaje más caro fue el del español David Villa, quien dejó el Valencia y se fue al Barcelona por USD 50,8 millones, es decir menos de la mitad de lo que costó el traspaso del portugués Ronaldo a la Casa Blanca.El cuadro ‘culé’ también acaba de contratar al argentino Javier Mascherano, quien proviene del Liverpool y a cambio de su llegada tiene previsto entregar USD 28 millones al cuadro inglés. El fuerte desembolso hecho por los dos jugadores obligó al multicampeón español a vender jugadores.El Barcelona vendió al marfileño Yayá Touré al Manchester City en 38 millones y al defensa ucraniano Dimitro Chygrinskiy al Shaktar Donetsk en 15 millones. Con el zaguero se dio un caso particular: hace un año fue comprado por el equipo español al Shaktar en USD 20 millones. Ahora vuelve a su club de origen, tras haber jugado muy poco en España. El cuadro catalán perdió 10 millones en la negociación.Otro de los grandes animadores del mercado de fichajes fue el poderoso Manchester City. El equipo del magnate árabe Sulaiman Al Fahim, volvió a hacerse fuerte en el mercado europeo: el equipo celeste y blanco gastó USD 82,6 millones en esta temporada para hacerse con los pases de tres jugadores: el español David Silva (38), el serbio Aleksandar Kolarov (28,8) y el alemán Boateng (15,8).De esta forma, el City pretende romper la hegemonía de clubes como el Manchester United, quien adquirió al mexicano Xavier ‘Chicharito’ Hernández, una de las jóvenes promesas del fútbol latinoamericano. En España, además de las inversiones del Barcelona están las realizadas por Real Madrid. Esta vez el cuadro merengue, acostumbrado históricamente a las pomposas contrataciones, lució mesurado. Su principal ‘vedette’ es su técnico José Mourinho.‘Mou’ llega a Madrid como la principal atracción y como la esperanza para frenar al poderoso Barcelona. Florentino Pérez, presidente del club blanco, se cansó de fichar estrellas e invirtió en un técnico. Eso sí, el más mediático del mundo, aquel que determina al club al que llega por mucha historia que haya a la espalda de la institución: el Chelsea de Mourinho, el Inter de Mourinho y ahora el Madrid de Mourinho. Para la foto oficial de la presentación, Pérez le dio una camiseta blanca con un dorsal: el uno. Y él, Mourinho, se juega la cara, porque no se espera otra cosa de él que los títulos, que ganar. El entrenador, de 47 años, optó por armar un equipo combativo en donde el espíritu del grupo es lo más importantes. Contrató al volante argentino Ángel di María, proveniente del Benfica, y pagó USD 31 millones. También contrató a los alemanes Sami Khedira y Memut Özil, además del portugués Ricardo Carvalho. En la Bundesliga se destaca el regreso de Diego, el volante brasileño. Él brilló hasta hace dos temporadas en el Werder Bremen y después se fue al Juventus de Turín, en donde no se destacó. El pasado viernes, el cuadro italiano oficializó su venta por USD 19,7 millones al Wolfsburgo. El equipo italiano perdió cerca de USD 10 millones en la transferencia. La ‘Vecchia Signora’, que ha hecho siete fichajes importantes tras terminar séptima en la Serie A la pasada temporada, está muy cerca de contratar a Fabio Quagliarella, atacante del Nápoli. Informes de prensa también han dicho que la ‘Juve’ está cerca de vender al francés David Trezeguet en los próximos días.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)