31 de octubre de 2014 15:32

Marussia y Caterham, bajas en la F1

Los problemas económicos delequipo Marussia no permitiránsu participación en Austin (EE.UU.). Foto: AFP

Los problemas económicos delequipo Marussia no permitirán su participación en Austin (EE.UU.). Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 5
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Carburando

La falta de liquidez económico obligó a los equipos Marussia y Caterham a anunciar su no participación en el Gran Premio de Austin, en Estados Unidos, mañana. Es por eso que la Fórmula 1 vivirá una de las carreras con menos pilotos en los últimos nueve años, con tan solo 18 corredores, la cantidad más reducida desde Mónaco en el 2005.

En el caso de Marussia, ubicado noveno en el campeonato mundial, no logró atraer el dinero suficiente para garantizar la sustentabilidad a largo plazo del equipo. Según revelaron los directivos, casi 200 trabajadores podrían perder sus empleos ante la posible quiebra del equipo. Precisamente en esta escudería corrió el francés Jules Bianchi, gravemente accidentado en el reciente Gran Premio de Japón, esta temporada.

Por ahora, la incógnita radica en saber si Marussia estará presente o no en los siguientes Grandes Premios de Brasil y en los Emiratos Árabes. En un comunicado que emitió la escudería se aseguró que aún está en análisis esta posibilidad.

“Dependerá de cómo marche el proceso de insolvencia y las negociaciones ligadas a él. Las posibilidades de correr las últimas dos carreras son muy limitadas”, enfatizó el mensaje de prensa.

Otro de los equipos que se encuentra amenazado por la falta de recursos económicos es Caterham. Recientemente, sus directivos designaron a un nuevo administrador para que busque soluciones a la crisis que vive la escudería. Finbarr O’Connell, quien fue calificado por Caterham como un ‘solucionador de problemas’, fue la persona escogida para ocupar este cargo y enfrentar el reto.

El principal objetivo que tendrá O’Connell será atraer a nuevos inversores para permitir al equipo seguir operando y preparándose para los próximos eventos deportivos.

Por ahora, el futuro de estas dos escuderías es incierto y más aún su presencia por el resto del Mundial. Las situaciones de Marussia y Caterham ponen en evidencia, nuevamente, la mala salud financiera de la Fórmula Uno, donde ni siquiera la mitad de los 11 equipos competidores tiene su economía saneada.

Escuderías como Lotus, Sauber y Force India dependen del dinero que aporten sus pilotos. “El gran problema en la F1 son los altos costos, tenemos que reducirlos”, advirtió en abril Jean Todt, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).
Fuente: Agencia DPA

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)