13 de octubre de 2014 17:08

Odegaard, de 15 años, el más joven en jugar un partido de la Eurocopa

Martin Odegaard de Noruega disputa un balón ante dos jugadores de Bulgaria, el 13 de octubre de 2014. Foto: EFE

Martin Odegaard de Noruega disputa un balón ante dos jugadores de Bulgaria, el 13 de octubre de 2014. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
EFE

El centrocampista noruego Martin Odegaard se convirtió este lunes 13 de octubre durante el partido contra Bulgaria en Sofía, y con 15 años y 297 días, en el futbolista más joven de la historia en jugar un partido oficial de la Eurocopa, tanto en fase de clasificación como en fase final.

Odegaard, nacido el 17 de diciembre de 1998, entró en el terreno de juego en el minuto 64 en sustitución de Mats Muller Daehli para superar el anterior record de precocidad, que poseía desde junio de 1983 el islandés Sigurdur Jónsson, con 16 años y 251 días.

El jugador del Stromgodset también fue el más joven en debutar en la Liga de su país y con la selección nacional.

En el compromiso la selección de Noruega dió un paso adelante en sus aspiraciones de entrar en la Eurocopa de 2016 al vencer en Oslo a Bulgaria, un rival directo por el tercer puesto del grupo H, ya que las dos primeras posiciones las ocupan con solvencia los favoritos: Italia y Croacia.

Los noruegos presionaron desde el inicio a los búlgaros con un juego dinámico, muy físico, imprimiendo velocidad en contraataques rápidos, una estrategia que resultó en su primer gol en el minuto 13.

Su autor fue el delantero Elyounoussi, del Hoffenheim alemán, que encontró un resquicio en la defensa búlgara y superó al portero Mihaylov.

Los búlgaros sintieron el golpe del tempranero tanto y por momentos su defensa pareció hacer aguas, mientras que en ataque no acababan de dar con la tecla, perdiendo la pelota de forma muy fácil.

Ante la falta de acierto de los visitantes, los noruegos respondieron con contraataques fulgurantes, alcanzando la portería de sus rivales en pocos segundos y solamente por mala suerte no consiguieron marcar de nuevo.

En los últimos minutos de la primera mitad los búlgaros intensificaron su juego y al límite del descanso Hristov a punto estuvo de sorprender con un cabezazo al portero noruego, que logró despejar a córner. De esa jugada nació el gol de Bodurov gracias también a un remate de cabeza.

Durante la segunda mitad los búlgaros continuaron perdiendo la pelota y no crearon oportunidades en ataque, aunque en una jugada aislada Iliev estuvo a punto de marcar.

Odegaard, de 15 años, que entró en el campo en el minuto 64, logró el récord de ser el jugador más joven en disputar una fase de clasificación europea.

Minutos después, cuando los nórdicos presionaban para lograr el triunfo, Nielsen en el 72 aprovechó la falta de coordinación de la defensa búlgara y marcó con un disparo con la pierna derecha.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)