25 de marzo de 2018 00:00

Mario Rizotto juega y aconseja a los juveniles en Aucas

Mario Rizotto traslada el balón durante un entrenamiento. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Mario Rizotto traslada el balón durante un entrenamiento. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Pablo Campos
Coordinador pabloc@elcomercio.com (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde el 2013 hasta el 2017, Mario Rizotto prestó servicios en Independiente del Valle. A sus 33 años, cuando creía que ya había encontrado su lugar en el mundo, el cuadro de Sangolquí decidió prescindir de él. La relación acabó en buenos términos, y en diciembre el volante uruguayo recibió un homenaje del cuadro rayado y hasta una placa de agradecimiento.

Entonces, apareció la propuesta de Aucas. Luis Soler, el técnico del equipo oriental, lo puso en una lista de posibles fichajes para reforzar al cuadro que había ascendido.

En diciembre, el mediocampista de 1,63 metros firmó contrato con el gerente del cuadro, Andrés Báez, y empezó una nueva aventura deportiva, la segunda en el país.

Los comienzos fueron ‘difíciles’. Entre risas, el volante uruguayo confiesa que le costaba ubicarse en el sur de Quito para llegar al estadio Gonzalo Pozo Ripalda, en la avenida Rumichaca y calle Moromoro, en el sector de Chillogallo.

Sin embargo, el cambio de reto le trajo nuevos bríos: rápidamente, Rizotto se convirtió en el comandante del cuadro oriental y hoy lidera a sus compañeros en el partido ante Barcelona, en el escenario propiedad de ‘Papá’ Aucas.

El duelo comienza a las 12:00 en el Gonzalo Pozo y enfrenta a dos equipos con realidades distintas: los amarillos llegan como punteros del torneo, con 13 unidades, mientras los expetroleros son séptimos, con seis unidades, y con la necesidad de ganar para mantenerse en la zona de clasificación a las copas internacionales.

Un observador de los movimientos del rival

La semana de trabajo ha sido complicada en Aucas. Armar la alineación ha sido complicado para el cuerpo técnico. El empate -logrado el pasado sábado ante Macará- fue beneficioso, pero dejó secuelas.

Fernando Hidalgo, Juan Gabriel Lara y Juan José Govea salieron golpeados, y durante toda la semana no se pudo confirmar su presencia en el partido de este domingo 25 de marzo del 2018. A ello hay que sumarle que Byron Mina, el efectivo lateral derecho, recibió una cartulina roja.

Rizotto, que es uno de los que mejor se expresa en sus comparecencias ante los medios de información, se mostraba preocupado por las bajas de sus compañeros, sobre todo de Hidalgo, con quien ha hecho una sociedad efectiva en la primera línea de volantes.

Los dos futbolistas experimentados se han repartido bien los roles: Hidalgo es un experto en robar balones, mientras que Rizotto sabe sacar el balón desde el fondo de la cancha para iniciar las jugadas. En el cuerpo técnico oriental están complacidos con el rendimiento del futbolista nacido en la localidad uruguaya de Canelones. Su buen pase corto, sus continuos cambios de frente y los buenos lanzamientos largos en pos de los rápidos delanteros Wagner Valencia y Edson Montaño son sus principales herramientas.

Rizotto se siente cómodo jugando en Aucas y dice que los jugadores experimentados paladean más el ambiente del fútbol cuando ya miran cerca el final de su trayectoria. “Es innegable que con la experiencia que uno tiene estamos en condiciones de aconsejar a los juveniles o de entender cómo juegan los rivales”, dice y exhibe una sonrisa pícara en las afueras del camerino oriental.

Sus consejos son bien recibidos por los nuevos jugadores. Diego Palacios, lateral del equipo y de 18 años, reconoce que el mediocampista -junto con otros como Edson Montaño y Henry León- se ha convertido en el gurú de los talentos nuevos como él, Johnny Quiñónez y Alexander Alvarado.

“Nos aportan consejos válidos de fútbol y de la vida”, cuenta el ‘Chiqui’ Palacios.

Rizotto reconoce que la plantilla esperaba con ansias y desde antes este partido. “Era inevitable. Cuando jugamos con Macará, ya estábamos pensando en Barcelona. Queremos ganarle y tratar de ponernos arriba, de ponernos bonitos”, cuenta el futbolista.

Desde ayer, 23 de marzo, estaban a la venta los 18 400 boletos para el cotejo. Los aficionados toreros usarán la general norte, mientras que la general central, la general sur y la preferencia serán ocupadas por los seguidores orientales, que esperan que Rizotto y sus compañeros den un golpe de autoridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)