9 de December de 2013 02:01

Los manabitas actuaron con responsabilidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los dirigentes atuneros se trazaron objetivos reales al inicio de la temporada. Su equipo fue armado para pelear en la mitad de la tabla y con la nueva repartición de cupos a torneos internacionales que propuso el sistema de campeonato, optar por la pelea a uno de estos.

Sin embargo, no lograron ingresar en esa pugna y más bien estuvieron a punto de complicarse con el descenso, en las últimas fechas de la segunda etapa.

Los directivos contaron a este Diario que el presupuesto se hizo en base a los auspicios que tiene el club; conscientes de que la taquilla no es uno de sus fuertes no tomaron en cuenta ese rubro para financiar el año.

Es por esto que el Manta FC fue una de las instituciones que no se inmiscuyó en la crisis que agobia al balompié nacional.

Hay que recordar que el cuadro 'atunero' acarrea un déficit de años anteriores. No obstante, este ha sido bien manejado por la dirigencia actual que lo ha mantenido y no ha dejado que aumente.

Este año termina en cero para el club. No se ha aumentado la deuda, pues el presupuesto inicial cubrió todos los aspectos requeridos.

En el tema deportivo las cosas se enredaron. Las salidas de jugadores como Francisco Rojas y Carlos Garcés a principio de temporada hicieron que el plantel carezca de fuerza en el ataque y las lesiones de los zagueros centrales Bolívar Gómez y Enrique Romaña quitó solvencia al bloque defensivo.

Esto ocasionó que el equipo no pudiera mantenerse en las ubicaciones proyectadas al inicio.

Tras la primera etapa, el club terminó en el décimo lugar, solo un puesto arriba de la zona de descenso, lo que asustó a la dirigencia y desembocó en modificaciones en la plantilla y el cuerpo técnico.

Para el segundo semestre del año, la llegada del paraguayo Eduardo Echeverría y del argentino Gabriel Méndez como la del DT Fabián Bustos potenciaron el rendimiento del plantel e hicieron de la permanencia en la Serie A para el 2014 una realidad.

Para la siguiente temporada la realidad del equipo manabita no cambiará. La idea de Jaime Estrada, su presidente, es continuar haciendo un trabajo que evite la crisis. Incluso, ha impulsado al resto de clubes para que se sumen a este manejo correcto de las finanzas de sus instituciones.

El dirigente propinó una reunión entre los presidentes de los equipos para planear y buscar soluciones globales y radicales para la dura crisis que golpea a la economía de los equipos profesionales del fútbol ecuatoriano.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)