3 de noviembre de 2014 00:54

Magaly Bonilla entró en la marcha por consejo de su ‘profe’

Magaly Bonilla se entrena en la pista sintética Jefferson Pérez. Abajo, junto a Janeth Guamán (izq.) y Juan Rojas. Foto: XAVIER CAIVINAGUA/EL COMERCIO

Magaly Bonilla se entrena en la pista sintética Jefferson Pérez. Abajo, junto a Janeth Guamán (izq.) y Juan Rojas. Foto: XAVIER CAIVINAGUA/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Manuel Quizhpe. Redactor (D)
mquizhpe@elcomercio.com

Magaly Bonilla dejó las pistas de Ambato y se entrena en diferentes escenarios de Cuenca. La marchista tungurahuense de 22 años, en el 2014, se convirtió en la mejor representante del país a escala mundial en la categoría élite.

Desde hace cinco meses, sus compañeros de entrenamiento son Mauricio Matute, Diego Arévalo, Kevin Fárez, entre otros atletas azuayos de las categorías juvenil y Sub 23. Con ellos corre, salta obstáculos y hace labores de gimnasio en las instalaciones del estadio atlético Jefferson Pérez.

Por encontrarse en una etapa general de preparación, recibe instrucciones técnicas de Julio Chuqui. Ella extraña a sus excompañeros, los andarines ambateños Horacio Quilliquinga, Vinicio Campaña, Christian Andrade, Magaly Andrade...

La subcampeona panamericana juvenil incursionó en el atletismo a los 12 años, por sugerencia del profesor de la escuela El Oro, de Ambato, cuyo nombre no recuerda. “Me gusta competir en carreras de calle, aunque no era constante”. Un año después fue reclutada por Patricio Villacorte, quien la formó como marchista.

Bonilla ya piensa en la temporada 2015, puesto que se terminaron las competencias del 2014. Ella está ilusionada porque este año registró su mejor marca en la prueba de los 20 kilómetros marcha: una hora, 35 minutos y 8 segundos (1:35.08).

Ese tiempo lo cronometró en la Copa Mundo de Marcha, que se cumplió en Taicang, China. Allí fue la primera marchista élite de Ecuador en llegar a la meta, tras ubicarse 52. Sus compatriotas Paola Pérez y Yadira Guamán, en cambio, terminaron 60 y 74, en ese orden.

Con el registro de 1:35.08, establecido en mayo pasado, se clasificó al Campeonato Mundial de Atletismo que se desarrollará entre el 22 y 30 de agosto del 2015 en Pekín, China. Para esa competencia pretende llegar en óptimas condiciones.
En Ecuador, la azuaya Paola Pérez, quien integra el Plan de Alto Rendimiento del Ministerio del Deporte, tiene una mejor marca: 1:32:01. Con ese tiempo se clasificó a los Juegos Olímpicos del 2012 en Pekín.

Bonilla pretende emularla y apuesta por mejorar los dos minutos de su actual marca hasta llegar al Mundial del 2015. En Pekín intentará cronometrar 1:33:30 (marca A), que exige la Federación Internacional de Atletismo para otorgar el cupo a los Juegos Olímpicos del 2016 en Río de Janeiro, Brasil.

Con ese reto planteado, Bonilla llegó a Cuenca para alistarse con los planes del técnico Patricio Villacorte (quien lo dirigía en Ambato y ahora lo hace por correo electrónico). El control de las prácticas está a cargo del andarín azuayo Rolando Saquipay, quien además es su enamorado. La seleccionada dio un giro a su vida tras la Copa Mundo en Taicang.

Vía telefónica, desde Ambato, Villacorte contó que su dirigida decidió entrenarse en Cuenca por un tema sentimental. “Está por casarse y nadie puede oponerse”.

Según Bonilla, “lastimosamente no pude desarrollarme completamente en Ambato por falta de más apoyo. Aquí encontré respaldo”. En Cuenca, agrega, tiene la apertura del gimnasio, de la piscina olímpica, de la pista e incluso “de los médicos que me ayudan”.

Su estadía es placentera y por eso no descarta la posibilidad de vestir los colores de Azuay. “Es necesario tener la representación de alguna provincia para desarrollarse”. Sin embargo, espera gestionar alguna ayuda de la Federación Deportiva de Tungurahua para seguir con su provincia de origen.

Villacorte contó que Bonilla se encuentra en la etapa general de preparación. Luego se harán evaluaciones para ingresar a la fase especial y competitiva. Su competencia más cercana será en marzo del 2015, con motivo de la Copa Nacional de Marcha. Allí buscará la clasificación a la Copa Panamericana que será a mediados de abril, en Chile.

La campeona sudamericana de Menores (2006) y subcampeona panamericana Juvenil (2011) de marcha, estudia Cultura Física en la Universidad Politécnica Salesiana de Cuenca. Antes de dejar su ciudad natal cursaba el sexto semestre en la Universidad Técnica de Ambato. En la actualidad convalida algunas materias.

Hasta junio del 2013, explica Bonilla, recibía un apoyo indirecto de la Federación Deportiva de Tungurahua. “Tenía un contrato laboral como monitora de atletismo”. Ella estuvo clasificada para el Sudamericano Sub 23 en Uruguay, pero no viajó por encontrarse lesionada.

Saquipay realza la clasificación de Bonilla al Mundial del próximo año. Además asegura que también tiene cupo para los Juegos Panamericanos del 2015 en Canadá. Él está convencido que ella, con una buena preparación, puede soñar con un pasaporte olímpico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)