11 de agosto de 2017 00:00

Lady Morán pasó de la escalada a la lucha

La riosense, Lady Moran, de 20 años terminó quinta en el Mundial Juvenil, en Finlandia

La riosense, Lady Moran, de 20 años terminó quinta en el Mundial Juvenil, en Finlandia. Foto: Tomada de la página www.unitedworldwrestling.org

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe

Una luchadora con excelentes recursos técnicos, ágil, explosiva y agresiva en el combate. Esas son las principales características de Lady Morán, quien la semana pasada terminó quinta en el Mundial Juvenil de Lucha, en Tampere, Finlandia.

Con siete años de experiencia en la lucha, la seleccionada ecuatoriana se estrenó a escala universal y se enfrentó a rivales experimentadas, con títulos mundiales y europeos. Llegó a la competencia como subcampeona sudamericana y panamericana juvenil.

En la disputa de la medalla de bronce, en la categoría de 48 kilos, Morán perdió ante la campeona europea, la ucraniana Oksana Livach. En las fases previas, venció a la húngara Bianka Reczi, cayó ante la japonesa Kika Kagata (campeona mundial) y superó a la argelina Kheira Chaimaa.

Según Jorge González, técnico de la selección nacional de lucha, Morán compitió en un grupo difícil, con rivales de renombre. “La participación en su primer Mundial fue muy buena”. Uno de los factores que incidieron para no subir al podio fue la falta de acoplamiento al huso horario. Son ocho horas de diferencia entre Finlandia y Ecuador.

El profesional cubano la dirige desde sus inicios. Recuerda que, hace siete años, la conoció en Babahoyo cuando era estratega de lucha de Los Ríos. Ahora la medallista panamericana juvenil vive en Guayaquil y sigue bajo las órdenes de González, quien dirige a otros luchadores élite del país.

Morán reside en Guayaquil desde hace dos años. El primer semestre del 2016 compartió la lucha con la carrera de Medicina, pero la dejó. “Me tuve que retirar porque fuimos a una base de entrenamiento en el exterior y era más de un mes de faltas a clases”. En octubre próximo retornará a la Universidad Católica Santiago de Guayaquil.

La luchadora de 20 años incursionó primero en la escalada deportiva. Luego, por curiosidad, ingresó al gimnasio de lucha en Babahoyo y se enamoró de la lucha. El 2011, en Bolívar, obtuvo su primera medalla de plata en los Juegos Nacionales de Menores. Desde el 2012 hasta el 2016 ha sido campeona nacional prejuvenil y juvenil.

El 2013, ganó su primera medalla de bronce internacional y fue en los Juegos Sudamericano de la Juventud, en Lima, Perú. Tres años después fue subcampeona panamericana juvenil en Venezuela. Este año, en Lima, alcanzó el subtítulo sudamericano y la presea de bronce panamericano, en la división juvenil.

Morán, quien se define como una persona con muchos sueños y objetivos, aprovecha al máximo cada oportunidad que tiene para sobresalir. “Me gusta entrenarme al máximo y aprender de la mejor forma posible. Soy apasionada por lo que hago en cualquier ámbito de mi vida”.

La medallista internacional dejará la categoría juvenil y pasará a la sénior. Ella está consciente que será difícil, pero sabe que con disciplina y perseverancia puede conseguir lo que se propone. Su sueño, como todo seleccionado élite, es clasificarse a los Juegos Olímpicos.

En la actualidad, la luchadora de 1,54 metros de estatura forma parte del Plan de Alto Rendimiento del Ministerio del Deporte. Está en la categoría D 3. Es hija de los esposos Reyes Morán Bajaña y Mercedes Valenzuela. Tiene tres hermanos varones: Jorge (26 años), Henry (22) y Harry (15).

El adiestrador caribeño no deja de destacar las cualidades de su dirigida. Su valentía, agresividad y deseos de superación en cada competencia han sido fundamentales para alcanzar los éxitos. “Llegó al Mundial con una buena preparación técnica, física y sobre todo psicológica. Obtuvo un honroso quinto puesto”.

González, quien también fue técnico de la doble medallista mundial de lucha Diana Piza (ya retirada), está consciente que se debe trabajar mejor para darle otras direcciones a la preparación de Morán. La idea es desarrollar todas sus capacidades físicas y técnicas. Se insistirá en las labores de fuerza y resistencia. Lo que anhela es contar con un local para los concentrados nacionales de lucha.

El reto más cercano de la luchadora riosense son los Juegos Nacionales Prejuveniles y Sub 23, que se desarrollarán desde el lunes en Esmeraldas. Su meta es formar parte de la selección nacional para los Juegos Bolivarianos de noviembre próximo en Santa Marta, Colombia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)