16 de agosto de 2016 00:00

El luchador cubano Mijaín López gana su tercer oro olímpico consecutivo

Mijaín López  en la final de lucha grecoroma ante Riza Kayaalp de Turquía, el 15 de agosto del 2016. Foto: Sergei Ilnitsky/ EFE

Mijaín López en la final de lucha grecoroma ante Riza Kayaalp de Turquía, el 15 de agosto del 2016. Foto: Sergei Ilnitsky/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
Río2016

El cubano Mijaín López conquistó este lunes, 15 de agosto del 2016, su tercer oro olímpico consecutivo e igualó el récord del mítico ruso Aleksandr Karelin, al imponerse al turco Riza Kayaalp en la final de la nueva división de 130 kilos de lucha grecorromana en Río 2016.

“Prometí que lo iba a hacer, y lo hice",  declaró el antillano tras la victoria. “Es un honor para mí igualar a uno de los grandes de la lucha”, dijo. Karelin, campeón en Seúl 1988, Barclonea 1992 y Atlanta 1996, “fue un luchador al que el mundo entero admiró y comprobó su grandeza”.

“Pero estoy todavía más orgulloso de ser el primer luchador de Latinoamérica que lo consigue”, añadió.

A sus 33 años, el gigante cubano, campeón en Londres-2012 y Pekín-2008 en 120 kg, se desquitó de Riza Kayaalp, el único hombre que le ha derrotado, en dos ocasiones, en los nueve últimos años, la última en la final del Mundial de Las Vegas-2015.

Kayaalp, medalla de bronce en la capital británica, no ocultó su decepción tras caer 3-0 en esta nueva categoría olímpica creada en 2013.

“Estos fueron mis segundos Juegos Olímpicos y esperaba ganar el oro”, declaró el luchador turco de 26 años, que prometió seguir entrenando duro para subir a lo más alto del podio en Tokio 2020.

Este fue el sexto enfrentamiento al más alto nivel entre los dos mejores luchadores de la categoría, y la cuarta victoria del pentacampeón mundial cubano. Kayaalp lo había vencido otra vez antes, frente a su público, en la final del Mundial de Estambul 2011.

En esta ocasión los espectadores presentes en la Arena Carioca 2, entre los que había numerosos cubanos, fueron a favor de Mijaín López.

“Me gustó el apoyo, también de los brasileños que desde el principio del torneo me apoyaron. Debido a nuestra cultura y educación, creo que la gente admira Cuba”, declaró el abanderado de la isla en la ceremonia de inauguración de los Juegos de Río.

Las medallas de bronce fueron para el azerbaiyano Sabah Shariati y el joven ruso Sergey Semenov.

Mijaín López, un luchador con formidable potencia física y técnica e inusual velocidad para un peso pesado, tuvo una preparación de lujo para Río. Esta incluyó su participación por primera vez en el circuito profesional Bundesliga, en Alemania, donde ganó sus cuatro combates.

El luchador de La Herrera, en la provincia de Pinar del Río, de 1,96 m de altura y 130 kg de kilos de peso, se impuso asimismo en el Gran Prix de España y en el torneo Granma-Cerro Pelado (Cuba) , y cumplió una base de entrenamiento en Azerbaiyán.

Unos esfuerzos que no fueron vanos y se tradujeron en este tercer oro consecutivo, con el que se une en el panteón olímpico cubano a boxeadores como Teófilo Stevenson y Félix Savón, así como a varias de las jugadoras del equipo de voleibol liderado por Mireya Luis y Regla Torres que impuso su ley en los Juegos de Barcelona-1992, Atlanta-1996 y Sídney-2000.

Mijaín López, casado con la hoy retirada bicampeona panamericana de esgrima Maylín González, dio así a Cuba su segunda medalla de oro en dos días en la lucha grecorromana, tras la victoria el domingo de Ismael Borrero en 59 kilos.

Una plata en judo y cuatro bronces en boxeo completan el botín del equipo antillano en estos Juegos de Río, lejos todavía de los cinco oros, tres platas y bronces cosechados en Londres 2012.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)