6 de noviembre de 2016 16:53

Lionel Messi lideró la remontada 2-1 del FC Barcelona ante el Sevilla

Messi ofreció lo mejor de su repertorio y protagonizó cada acción ofensiva de su equipo. Foto: Agencia EFE

Messi ofreció lo mejor de su repertorio y protagonizó cada acción ofensiva de su equipo. Foto: Agencia EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia DPA

El FC Barcelona venció este domingo 6 de noviembre de 2016 2-1 en el campo del Sevilla gracias a su reacción en la segunda parte y el liderazgo de Lionel Messi, autor de una exhibición que incluyó un gol y una asistencia.

El encuentro, que cerró la undécima jornada de la Liga española de fútbol, respondió plenamente a la gran expectación levantada y triunfó el Barcelona después de sufrir mucho en la primera mitad tras recibir un gol de Vitolo.

Pero bajo el mando de Messi remontó para mantenerse a dos puntos del Real Madrid, líder del torneo. La primera parte fue trepidante, con un ritmo casi salvaje, y el empate 1-1 con el que se llegó al descanso no hizo honor a los méritos del Sevilla, que hizo mucho más que el Barcelona por cobrar ventaja al intermedio.

Pero perdonó. El conjunto de Jorge Sampaoli propuso un partido parecido al que el martes le planteó el Manchester City al Barcelona. Es decir, realizó una presión asfixiante en campo enemigo y combinó rápidamente con numerosas subidas por banda.

Como en el choque de Liga de Campeones, el Barcelona no encontró soluciones colectivas, sólo individuales, algo que sin embargo corrigió tras el descanso. El Sevilla se adelantó a los 15 minutos con un gol de Vitolo tras un contraataque que contó con la ayuda de Sergi Roberto.

Ter Stegen tampoco estuvo feliz. Después del gol, las llegadas locales se fueron sucediendo ante un Barcelona que pasó momentos de verdadera angustia. Pero salió al rescate Messi para culminar con un disparo ajustado una asistencia de Neymar.

Mucho premio para el conjunto de Luis Enrique, escaso para el de Sampaoli. Todo cambió en la segunda parte. Por dos razones: la mayor agresividad del Barcelona y, sobre todo, el recital de Messi.

El argentino ofreció lo mejor de su repertorio y protagonizó cada acción ofensiva de su equipo, que se encontró con múltiples espacios. Sampaoli no supo esta vez ajustar las piezas. El gol del triunfo visitante ocurrió a los 61 minutos tras una pérdida de balón del defensa portugués Daniel Carriço.

Messi comandó el contraataque y asistió para que Luis Suárez definiera con contundencia. Ya sin fuerzas, el Sevilla se vio incapaz de revertir el sino del encuentro, que viajó hacia Barcelona porque Messi así lo quiso. De hecho, al final hasta pareció corta la renta del conjunto azulgrana, a juzgar por los méritos adquiridos en su gran segunda parte.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)