8 de mayo de 2017 00:00

El Rey de Copas no despunta

Armando Gómez, de Macará, intenta levantar el ánimo de Hernán Barcos, de LDU.

Armando Gómez, de Macará, intenta levantar el ánimo de Hernán Barcos, de LDU. Foto: API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 61
Triste 14
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 24
Mauricio Bayas

Cinco meses después de su llegada, Gustavo Munúa, el DT uruguayo de Liga de Quito, aún habla de ‘cambios radicales’ ante la falta de resultados.

La ‘U’ 2017 es un cúmulo de problemas. Ante Macará (el sábado) sumó la segunda derrota del año en Casa Blanca y ha perdido 12 de los 18 puntos que ha disputado de local. Ha sumado seis unidades de local (un triunfo y tres empates) y tres de visitante en el torneo.

Munúa aún tiene el respaldo de la directiva, pero se agotó la paciencia de la hinchada. Macará desnudó las deficiencias defensivas de los albos y alteró el ambiente en Ponceano.

Los hinchas de la tribuna terminaron colgados de las mallas exigiendo que Munúa se vaya de la ‘U’. Otra vez, el planteamiento del uruguayo mostró debilidades defensivas. 

A Liga le han marcado 17 goles. La línea de tres defensas con Horacio Salaberry, Norberto Araujo y Jhon Narváez cometió equivocaciones que incidieron en los tantos.

El guardameta Daniel Viteri también está en la lista de cuestionados. Si Liga, en lo que va del año, tuvo momentos de buen fútbol, ante Macará no tuvo idea de buen juego.

Los celestes, con un planteamiento ordenado y siendo contundentes en los contragolpes, dejaron en evidencia las falencias que hay en el plantel quiteño del 2017.

La jugada en la que Norberto Araujo cometió la falta para el tiro penal fue una muestra de que el zaguero ya no es el mismo de hace nueve años, cuando recién llegó a Liga. Está lejos del nivel que mostró en la obtención de los títulos internacionales.En lo que va del año hubo partidos de Liga que tuvo la pelota y el control, pero ante Macará no se vio nada.

Munúa intentó recomponer el planteamiento y volvió a la línea de cuatro defensas en el segundo tiempo. Ingresó el recuperado José Francisco Cevallos al medio campo.

En la idea de salir con la pelota al piso de los blancos hubo una cadena de errores defensivos y repetitivos en el año. Viteri no logró rechazar bien una pelota y terminó en el tercer gol anotado por Carlos Feraud. El volante lojano, que pasó por Liga sin trascender, fue la figura de Macará.

La desesperación cundía en Liga y Barcos, otra vez, salió a recibir la pelota lejos del área. Una de las pocas veces que recibió el balón cerca del arco, el ‘Pirata’ sí pudo anotar.

Rubén Olivera volvió a ser reemplazado y se fue en medio de insultos. La ‘U’ no halló argumentos ofensivos para rescatar, al menos, el empate.

A pesar del mal momento, Munúa mantiene su línea discursiva y confirmó que no renunciaría a pesar de los pedidos de la hinchada. “Por momentos estamos perdidos. Todo parte del nerviosismo. Yo tengo fuerza para estar acá”.

La directiva de los albos se volverá a reunir para hablar del mal momento. Alejandro Valenzuela, el preparador físico, no estuvo en la banca de suplentes. Él ofreció irse si Liga no ganaba a Macará y es un tema por resolver.

El miércoles 10 de mayo del 2017, Liga visitará a Barcelona en Guayaquil. ¿Será con Munúa?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)