12 de enero de 2018 00:00

Pablo Repetto: ‘Quien viene a Liga sin la meta de ser campeón, debe irse’

Pablo Repetto, director técnico de Liga de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Pablo Repetto, director técnico de Liga de Quito. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 33
Álex Puruncajas. Redactor(D)

Pablo Repetto nació el 14 de marzo de 1974 en Montevideo, Uruguay. Fue jugador del Wanders y Racing de su país. Debutó profesionalmente en el Centro Atlético Fénix, donde también se inició como entrenador. Fue campeón con el club Defensor Sporting de Uruguay. También fue finalista de la Libertadores de América del 2016 con el Independiente del Valle de Ecuador, donde estuvo cuatro temporadas. Ahora, dirige a LDU

Con la conformación de la actual plantilla de jugadores, ¿podrá finalmente imponer su sello?
Han llegado cuatro jugadores y faltan otros. Cuando contemos con todo el plantel el equipo tendrá que tomar forma y adquirir un funcionamiento. Eso lleva un tiempo. Esperamos lograrlo con los entrenamientos y los partidos amistosos y oficiales. Con el día a día, el equipo tiene que asemejarse al estilo que uno quiere.

¿Cuál es el estilo de juego que pretende?
A mí me gustan los equipos dinámicos en todas las líneas con transiciones rápidas desde la defensa hasta el ataque. Me gusta que los equipos sean verticales, que tengan la pelota para hacer daño y no para un juego intrascendente. Para defender quiero un equipo solidario.

En Ecuador hay varios jugadores rápidos y veloces por las bandas. ¿Es por eso, que los entrenadores priorizan el estilo de juego que a usted le agrada?
La mayoría de los jugadores ecuatorianos tiene esas características. Existen jugadores por las bandas que no abundan en otros países. La mayoría de los que se van al exterior se destacan por su velocidad y dribling, en el mano a mano. Para mi idea de juego me ayuda. Me siento cómodo con ello.

Pablo Repetto, DT de Liga de Quito durante un entrenamiento en el complejo de Pomasqui. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

El año pasado, el equipo pasó por la zona del descenso. ¿Cómo logrará un mejor rendimiento?
Nos enfrentaremos a equipos que cuentan con técnicos por mucho tiempo y eso es una ventaja. Pero en la medida que el equipo vaya ganando confianza buscaremos nuestro funcionamiento. La mayoría de los jugadores que llegaron de afuera estuvo sin ritmo de partidos. Ese es el caso de Anderson Ordóñez. Necesitamos un tiempo para que se puedan sentir 100% futbolistas nuevamente.

¿Cuántos futbolistas faltan por incorporarse?
No sé la cantidad exacta. Espero que entre cuatro y cinco.

¿Su equipo jugará para favorecer a Hernán Barcos?
Si uno tiene a un jugador como Barcos, quien es un gran definidor, tiene que intentar que el equipo pueda facilitarle a potenciar su gran virtud. Buscamos un equipo que juegue en torno a él, pero no dependiente de él. El año pasado, el equipo jugó algunos partidos sin él y mostró un funcionamiento.

Liga se desprendió de 13 jugadores. ¿Asume los riesgos que implica cambiar cerca de la mitad de la plantilla del equipo?
Cuando hay cambios siempre hay riesgos. Era momento de asumirlos. No es fácil incorporar nuevos jugadores, más aún en los momentos que vive el fútbol sudamericano, donde los costos son elevados sobre todo cuando se buscan a extranjeros. Con los nacionales pasa algo similar. Pero la directiva ha hecho un gran esfuerzo. Es el riesgo que teníamos que correr para lograr cosas importantes.

El club lleva siete años sin ganar un título, ¿siente presión por eso y cómo lo procesa?
Estamos tranquilos al respecto. La gente se quedó conforme con el rendimiento del equipo del año pasado. La presión también existe en los equipos que pelean por salvarse del descenso y los que están en la mitad de la tabla. Siempre hay presión. Sabemos cuál es el equipo en el que estamos y afrontamos esa responsabilidad.

¿Es un objetivo realista ser campeón con Liga?
Si uno viene a Liga sin el objetivo de ser campeón tiene que irse, me tiene que sacar la gente.  El año pasado hubo partidos en los que el equipo se dejaba empatar y usted ponía a Anangonó, Cárdenas y varios jugadores de ataque, en los últimos minutos.

¿Este año considera que podrá controlar más los ritmos de los partidos para evitar caer en la desesperación?
Si estoy ganando un partido no haré esos cambios. Por lo general los equipos que ganan son los que hacen el primer gol de un partido y buscaremos eso. El técnico tiene que adaptarse al plantel y ver cómo puede ser más ofensivo. A veces se puede ser más ofensivo cambiando a un jugador de las mismas características o poniendo más gente de ataque.

¿Horacio Salaberry seguirá en Liga? ¿Perdonó su acto indisciplinario del 2017?
Él seguirá con nosotros. El momento que lo ascendimos al equipo de Primera todo ese entredicho quedó en la historia.

¿Además de Barcos, quiénes serán capitanes?
Eso lo veremos en el día a día. El capitán no lo pone uno. Eso es algo natural. Pasa por el liderazgo que tiene el jugador y su personalidad.

¿Cuál será la posición en la que jugará Cevallos y cuál es el rol que le asignará?
Él jugó detrás del nueve y así lo hará.

¿Y Sherman Cárdenas?
Él tiene que resolver un tema personal. Hay que ver el día a día. En el campeonato jugaron Cevallos y Sherman detrás del punta. En ocasiones, actuaron juntos. Es una opción.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)