24 de octubre de 2016 00:00

Liga pelea por ir a la Libertadores

El mediocampista uruguayo Brahian Alemán (derecha) saca un remate ante la marca del jugador del Delfín, Christian Márquez, ayer, en el estadio Jocay de Manta. Foto: API

El mediocampista uruguayo Brahian Alemán (derecha) saca un remate ante la marca del jugador del Delfín, Christian Márquez, ayer, en el estadio Jocay de Manta. Foto: API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 4
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 52
David Paredes

Para Liga de Quito, salir de Casa Blanca se ha transformado en un verdadero dolor de cabeza. Ayer, en un partido sufrido y con varias polémicas de parte del árbitro Carlos Orbe, los albos lograron derrotar 1-0 al Delfín y así sumaron su cuarto triunfo en condición de visita en el año, el primero en la Costa. Una vez más, los jóvenes fueron los salvadores del equipo del DT Álex Aguinaga.

El ‘Güero’ ya lo había advertido durante la semana que el partido ante el Delfín sería complicado por las condiciones climáticas. El calor, la humedad de Manta y el planteamiento de su rival complicaron a una Liga que llegó al Jocay sin ideas claras y que cada vez que sale de su estadio, pierde protagonismo. Ayer, a pesar de la derrota, el Delfín tuvo más opciones claras de gol.
“Esta cancha se nos hizo difícil este año, es importante valorar el triunfo”, dijo el estratega en rueda de prensa. Lo cierto es que a Liga le costó mucho encontrar su juego y dominar el balón en el Jocay.

El argentino Maximiliano Barreiro y Christian Márquez fueron los motores de juego de los ‘cetáceos’. Por su parte, en la ‘U’, sin ser tan contundente, Fernando Guerrero fue el jugador más incisivo. El volante se atrevió a encarar a sus rivales y puso los pases correctos para el ariete Juan Luis Anangonó.

En los primeros 45 minutos, las más claras fueron de los dueños de casa. Incluso el réferi Orbe anuló un gol legítimo de ‘Maxi’ Barreiro por un supuesto fuera de lugar del goleador argentino.

Los locales pudieron irse al descanso con el marcador a su ventaja, pero los errores arbitrales no se lo permitieron.
Orbe no pitó dos penales claros para los manabitas y una mano clara en el área a favor de Liga de Quito.

En el segundo tiempo, Aguinaga trató de darle más dinamismo a su equipo. El DT apostó por los jóvenes talentos de las canteras de la ‘U’ y así logró el triunfo. Anderson Julio ingresó a la cancha para reemplazar al ‘Chiqui’ Guerrero y logró imprimirle más velocidad al ataque albo. En menos de cinco minutos, el mediocampista del valle del Chota tuvo dos chances claras de gol. Después ingresaron Harold Carcelén y Johan Julio, las otras promesas de Liga.

El tanto de Anderson Julio llegó al minuto 72. El joven sacó un remate potente y bien ubicado desde afuera del área, que el guardameta Pedro Ortiz no pudo contener. Con esta anotación, el joven, de 20 años, ya lleva dos tantos en esa temporada: el primero lo logró el pasado miércoles en el empate en casa ante Barcelona.
“Los experimentados del grupo arropan a los más jóvenes y eso ayuda para que el equipo madure. Ellos están aprovechando la oportunidad de jugar porque tienen calidad”, reflexionó Aguinaga después del partido.

Liga apuesta por los jóvenes para consolidar su futuro: ayer además de los hermanos Julio, y de Harold Carcelén también actuaron Alfredo Intriago (20), José Cevallos y Luis Cangá (21) . El plan de la dirigencia alba es sostener a los jóvenes el próximo año y cobijarlos con pocos refuerzos.

Por su parte, el DT de los manabitas, Octavio Zambrano se refirió a los errores arbitrales. El guayaquileño aseguró que su equipo se vio afectado por el gol anulado y una mano en el área que no fue vista por Orbe.

Este resultado permite a la ‘U’ mantenerse en pelea por un cupo a la Copa Libertadores. Ya suma 55 puntos en la tabla acumulada.
Delfín, de su parte, sigue peleando para salir de la zona de descenso. Está cuatro puntos arriba del Aucas. La próxima fecha, Liga recibe a la Universidad Católica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (2)