8 de julio de 2016 10:22

Di Zeo y Martín, líderes de la 12 de Boca Juniors, estuvieron en el Atahualpa

Los hinchas de Boca Juniors coparon una de las localidades del estadio Olímpico Atahualpa. Foto: Patricio Terán A. / EL COMERCIO

Los hinchas de Boca Juniors coparon una de las localidades del estadio Olímpico Atahualpa. Foto: Patricio Terán A. / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 2
Redacción Deportes

La 12, barra brava de Boca Juniors, estuvo el jueves 7 de julio en el estadio OlímpicoAtahualpa para apoyar a los 'xeneizes' en su partido frente a Independiente del Valle por las semifinales de Copa Libertadores.

Dos de sus principales líderes, Rafael Di Zeo y Mauro Martín, se ubicaron en el medio de los cerca de 4 500 hinchas de Boca Juniors que se ubicaron en la general suroriental del ‘Coloso del Batán’, para dirigir a la barra en los cánticos y en la manera de reaccionar ante las provocaciones de la barra local.

Previamente, Di Zeo y Martín visitaron la estatua de Néstor Kirchner en el edificio de la UNASUR, en la Mitad del Mundo, donde embanderaron con los colores de Boca Juniors al monumento de bronce del expolítico argentino.

Ambos estuvieron cinco días detenidos en Paraguay, cuando acompañaron al equipo de la Ribera a Asunción en el partido ante Cerro Porteño por los octavos de final de la Copa Libertadores. Fueron dejados en libertad, luego que acordaran no volver al país en dos años.

Di Zeo es famoso por consolidar su poder a través de la barra de Boca Juniors, en actividades lícitas e ilícitas que le permitió acceder a jugosas fuentes de financiación, en la participación de muchos de sus barras en actos públicos de partidos políticos y sindicalistas, obtención de porcentajes en la venta de algunos jugadores del plantel profesional y la reventa de entradas cuando Boca juega de local.

Llegó incluso a organizar visitas guiadas a los turistas en la Argentina, conseguir entradas por reventa en cifras astronómicas y asistir a la tribuna popular como "miembros invitados" de la barra.

Di Zeo fue condenado a prisión y su principal lugarteniente, Mauro Martín, se convirtió en el líder de La 12. Cuando recuperó la libertad, Di Zeo anunció públicamente que su idea era volver a retomar el liderazgo de la hinchada de Boca. El 25 de agosto de 2012, las facciones de Martín y Di Zeo se enfrentaron a tiros, terminando herido de bala el primero.

En enero de 2013, Martín fue procesado por el asesinato de Ernesto Cirino, ocurrido en agosto de 2011. Luego que fuera absuelto, se une a la facción de Di Zeo para arrebatar el liderazgo de la barra a Fido De Vaux y retomar el poder entre los dos, algo que consiguieron en enero de 2015 hasta hoy en día.

La reaparición de los cabecillas de La 12 fue en Montevideo, frente a Nacional, donde los buses de la barra fueron demorados por más de seis horas, en el paso fronterizo con Uruguay de Fray Bentos, lo que provocó que los hinchas llegaran demorados al estadio, con el encuentro ante Nacional ya empezado.

En Quito, los acompañaron hinchas que llegaron desde Lima, Santiago de Chile y Bogotá, para alentar al equipo de Guillermo Barros Schelotto en el estadio Olímpico Atahualpa.

Cuando cayó el gol de José Enrique Angulo, Di Zeo dio la orden de retirar las banderas que se habían desplegado en las estructuras metálicas para vallas publicitarias que estaban en su sector, para evitar que sean dañadas. Ante los insultos de los ecuatorianos, Di Zeo era quien empezaba los cánticos de "vení a La Boca, no seas cagón".

Entre los barristas que se dieron cita en La 12, estaba también el exdelantero del Deportivo Quito, Martín Mandra, quien estuvo junto a familiares y amigos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)