12 de May de 2014 00:01

Lewis Hamilton domina la Fórmula Uno

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Lewis Hamilton y Nico Rosgerg repiten una y otra vez que lo que ocurre en el asfalto no afecta a su amistad fuera de él. Ayer, lo volvieron a decir después de la victoria del británico en el Gran Premio de España.

Pero las imágenes muestran algo diferente. Rosberg se bajó del coche y no saludó a su victorioso compañero en Mercedes, un Hamilton que le arrebató el primer lugar del Mundial de Fórmula 1 con su cuarta victoria consecutiva.

El alemán felicitó a Hamilton cuando estaban en la sala de espera previa a la ceremonia del podio. Y el británico repitió después, con rostro inmóvil, lo que nunca le molesta decir: "Competimos desde hace mucho el uno contra el otro", dijo Hamilton en un podio de contrastes: a su derecha un Rosberg con cara de pocos amigos y a su izquierda un Daniel Ricciardo con su sonrisa perenne.

Hamilton no ve ningún motivo por el que su amistad con Rosberg vaya a variar a final de la presente temporada, que está siendo un mano a mano entre los amigos y pilotos de Mercedes.

Sin embargo, las instantáneas después de su cuarta victoria consecutiva, y el cuarto segundo puesto seguido de Rosberg, dejan abierto el espacio para las interpretaciones. Hamilton bromeaba más con Ricciardo que con Rosberg, que estuvo a punto de adelantar al británico en las últimas vueltas del Gran Premio de España.

"Una vuelta más y quizá podría haberlo intentado", lamentó el alemán. "Estoy un poco decepcionado, pero bueno, segundo puesto, segundo en el campeonato y aún muchas carreras por disputar... Voy a ir a Mónaco (el 25 de mayo) a mejorar un lugar y repetir la victoria del año pasado", añadió.

Y cuando terminó la rueda de prensa oficial, Rosberg se levantó inmediatamente mientras su compañero se lo tomaba con más calma sin prestar especialmente atención al germano, que intentará volver a subir a lo más alto en Montecarlo.

El consejero de Mercedes Niki Lauda cree que Rosberg tiene un compañero muy duro: "Lewis no es un tipo que se dé por vencido. Hagas lo que hagas nunca se da por vencido".

En el próximo Gran Premio de Mónaco ambos correrán en casa, pues viven incluso en el mismo edificio del lujoso miniestado al sur de Francia.

"Es muy difícil de explicar con palabras, lo había intentado desde hace ocho años. Estoy muy contento por el apoyo que he sentido aquí esta vez. Nunca había pilotado un coche tan bueno", dijo Hamilton sobre su primera victoria en Barcelona.

La estrategia diferente en cuanto a neumáticos de los dos pilotos de la marca alemana dio suspenso a la carrera en la últimas vueltas. Pero Hamilton, campeón del mundo en el 2008, aguantó la presión de Rosberg, que tenía las gomas en mejor estado.

"Estoy muy contento porque no era lo suficientemente rápido hoy y tuve que pelear por guardar mi posición", añadió Hamilton, quien terminó con seis décimas de segundo de ventaja sobre Rosberg y 50 segundos respecto a Ricciardo, lo que evidencia la diferencia entre Mercedes y el resto de escuderías.

Con este triunfo, Hamilton tiene tres puntos de ventaja sobre Rosberg en el Mundial, 100 contra 97.

La siguiente carrera del Mundial será el 25 de mayo en el circuito urbano de Mónaco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)