17 de noviembre de 2015 00:00

El pesista que antes cargaba bloques en una constructora viajará a EE.UU.

Anderson Calero y el entrenador ruso Alexis Ignatov en el gimnasio de pesas de Concentración Deportiva de Pichincha. Foto: Carlos Augusto Rojas / EL COMERCIO

Anderson Calero y el entrenador ruso Alexis Ignatov en el gimnasio de pesas de Concentración Deportiva de Pichincha. Foto: Carlos Augusto Rojas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 18
Carlos Augusto Rojas

Anderson Calero, uno de los pesistas más destacados del país, trabajaba en una constructora antes de empezar a practicar halterofilia. “Hacía lo que tocaba. Cargaba el bloque, cargaba la arena”, contó el fortachón de 145 kilos de peso y 1,88 metros de estatura, minutos antes de iniciar su segunda jornada de entrenamiento en Concentración Deportiva de Pichincha la tarde del 16 de noviembre del 2015.

Seis años atrás, cuando trabajaba cargando bloques, Calero ya era un tipo grande, más fuerte que la mayoría de personas. Por eso tuvo la propuesta de competir por el cantón Pedro Moncayo en unos juegos de la provincia de Pichincha. “No tenían pesistas y así empecé. La verdad casi no había entrenado, pero así fueron mis inicios en marzo del 2009”, reveló el deportista de 23 años que viajará este viernes a EE.UU.

Aunque no participará oficialmente en el Campeonato Mundial de Houston, Calero se ejercitará con los mejores del mundo durante nueve días.

Con algo de su dinero y sobre todo con recursos que consiguió su entrenador, el tulcaneño que gana medallas por Pichincha viajará por primera vez a EE.UU. “Estábamos listos para el campeonato mundial, que es clasificatorio para los Juegos Olímpicos, pero no competiré. No logramos la inscripción a tiempo. A pesar de eso, mi entrenador consiguió auspicios para que pudiera viajar”, contó con algo de resignación el deportista que quería entrar en acción.

Junto con su entrenador, el ruso Alexis Ignatov, viajarán el 20 de noviembre para observar las competencias y sobre todo para ejercitarse con equipos europeos en la cita planetaria de Levantamiento de Pesas. “Eso servirá también para su preparación sicológica, para futuras competencias” añadió el técnico ruso de 59 años.

Después de ejercitarse con la élite, el pesista quedará listo para el Sudamericano de Lima a mediados de diciembre.

Luego, su principal objetivo será lograr un cupo para los Juegos de Río 2016. Él apunta a las pruebas clasificatorias en marzo.

Calero compite en la categoría de 105+ kilos. Sus récords son 170 kg. en Arranque y 210 kg. en Envión.

Entre sus logros se destacan tres medallas de oro panamericanas como juvenil en el 2012. Un año después se ubicó entre los 16 mejores del mundo como Sénior.

El año pasado tuvo un golpe en la pierna, con la pesa, y debió detener su preparación por varios meses. "Ahora he vuelto y buscó llegar a Juegos Olímpicos", añadió antes de la práctica vespertina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (1)