14 de mayo de 2017 00:32

Lenguaje directo y disciplina, los valores del DT Alexis Mendoza

Alexis Mendoza es el DT de Independiente del Valle. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Alexis Mendoza es el DT de Independiente del Valle. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Álex Puruncajas

Alexis Mendoza es capaz de marcar el número del móvil de su asistente Carlos Araujo, en la madrugada, por un dato que puede mejorar el rendimiento del Independiente del Valle. En su hogar, puede emplear el tiempo junto a su hijo para analizar el juego del plantel rayado.

El foco del DT colombiano es mantener al club de Sangolquí en la disputa por los primeros lugares del campeonato ecuatoriano. El barranquillero, de 55 años, dice que sus dirigidos aún no han alcanzado “su techo” deportivo. Siente que ellos pueden mejorar su nivel para pelear por el título ecuatoriano, una aspiración firme de Michel Deller y los dirigentes del cuadro negriazul.

Dentro y fuera de la banca, el entrenador se maneja con principios. En un diálogo con EL COMERCIO, el estratega, jugadores y directivos del plantel revelaron las claves del colombiano, que se formó como director técnico junto a Reinaldo Rueda, por 10 años.

Cambio de reglas

Las salidas al cine durante una concentración, las horas cortas de ‘encierro’ antes de un partido y la presencia de pequeños en la práctica se interrumpieron en el Independiente desde que Mendoza llegó al club, en agosto del 2016, para reemplazar al uruguayo Pablo Repetto. Son normas que el colombiano estableció en su mandato.
“Cada técnico tiene sus modos. El profesor tiene su forma y los jugadores se han acoplado”, dice Francisco Quiñónez, gerente comercial de IDV.

Su campaña


Mendoza llegó al Independiente a pocos días del cierre de libro de pases del campeonato 2016. Esto, sumado a la salida de cinco jugadores del equipo titular, que alcanzó el vicecampeonato de la Libertadores, le hizo temer que no se cumplieran sus objetivos. Pero el plantel terminó cuarto y alcanzó la clasificación al torneo continental.

En el torneo 2017, IDV es segundo. Desde que llegó suma 16 victorias, 8 empates y 10 derrotas en la Serie A.

Su credo en el fútbol

En las prácticas repite sus instrucciones con tono fuerte, pero lenguaje sencillo. “Hay que rematar si no hay espacios”, “hay que hacer más paredes”, “de nada nos sirve tener la pelota si no rematamos”, fueron algunas de sus instrucciones el miércoles, cuando preparó a su equipo para el juego de hoy ante Barcelona. Mendoza siempre observó el fútbol desde la zaga. Fue defensa de la Selección colombiana y, desde ahí, siempre gritaba para ordenar a sus compañeros en la cancha.

Esquema de juego flexible


Al colombiano le gusta que su plantel toque el balón hasta llegar al gol, pero no reniega del juego directo (pases largos desde la defensa hasta los extremos como Billy Arce). Su plantel, por ejemplo, se replegó en su área e impuso una marca fuerte en la última victoria ante Universidad Católica, 3-1, en el Olímpico Atahualpa.
“El fútbol no es algo estático”, expresa y recalca “que se deben aprovechar las virtudes de los jugadores”.

El papel de los juveniles


Durante la semana, el DT ordena que hasta cinco jugadores de las formativas se entrenen con el plantel de Primera. También mantiene contacto con los entrenadores de las di­visiones juveniles de Independiente, para estar al tanto de los talentos. Su hijo, Alexis Mendoza, es asistente técnico de la Reserva. Se apoya en él para realizar el análisis del equipo y la opción de incorporar ju­veniles a las prácticas.

Sus colaboradores

Además de trabajar junto a su hijo, Mendoza tiene como soportes al asistente técnico Carlos Araujo y al preparador físico Alexander Acosta, en las prácticas diarias.
Con ellos se reúne antes de los encuentros para definir la estrategia. Los lunes también mantiene reuniones con los directivos del Independiente del Valle, para valorar el trabajo.
Su equipo se complementa con Jeovanny Ibarra, quien es el preparador de arqueros del cuadro rayado.

El apoyo de su familia

Mendoza vive en el valle. Su esposa, Xiomara Araujo, es hermana de su asistente, Carlos Araujo. También reside con su hijo Alexis. Sus otras dos hijas, Daniela e Isabella, están en Colombia, por estudios. Espera la visita de sus herederas en Quito.
Su familia es su soporte. Con ellos, celebró el título de la Copa Colombia con el Júnior el año pasado, club en el que militó como futbolista y en el que tuvo su primera experiencia como DT.

Su porósito


¿Cuál es el objetivo con Independiente: hallar nuevos talentos o conseguir el primer título con el club? Mendoza responde con énfasis: “El objetivo siempre estuvo claro. Aquí, vamos a seguir promoviendo jugadores, hay un gran talento. Pero también tenemos la ilusión de ser campeones y vamos a luchar por eso”.
El DT y sus asistentes tienen contrato con el cuadro rayado hasta diciembre del 2017. Pero el técnico no piensa en el tiempo, sino en el trabajo diario.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)